jueves, diciembre 18, 2003

Comentario del día sobre las historias que no deben dejar de contarse: Ayer vi por fin "El retorno del rey", y sí, lloré conforme a lo previsto (cada vez que veía el avance terminaba con las lágrimas escurridas). JRR Tolkien y, ahora, Peter Jackson en la adaptación cinematográfica tuvieron el gran acierto de recurrir a los arquetipos clásicos y ponerlos al día. Las grandes épicas, desde "Gilgamesh", pasando por "La Iliada", "Sinbad", el "Cantar del Mio Cid" y más recientemente en cine todas las superproducciones de los 50's recreando los grandes mitos hasta llegar a la primera trilogía de "Star wars" y, por último, "Lord of the rings" ponen en escena de manera sublime a la historia favorita de la humanidad: el Héroe.
Como me comentaron unos amigos (que son super fanáticos de Tolkien y las películas): Hoy se va un pedacito de nuestras vidas. Ciertamente, con el cierre de "Lord of the rings" se va un poquito de esa ilusión de cada fin de año que ya se estaba haciendo costumbre; sin embargo ya habrá en otro tiempo una nueva historia que vuelva a hablar sobre el Héroe, y allí hay que estar: en el cine, o leyendo el libro o en donde sea publicada.