martes, diciembre 16, 2003

The company of wolves
(En compañía de los lobos). Director: Neil Jordan. Año: 1984. País: Gran Bretaña.

El director irlandés Neil Jordan construye su propia versión de “Caperucita Roja” aderezándola con partes de la leyenda de los Hombres Lobo para desembocar en los sueños y fantasías de una niña que pronto será adolescente. Siguiendo con la línea de un “post” anterior, la manera en como se retratan las jornadas de crecimiento (“coming of age”) que implican el paso por la adolescencia pueden dar a luz a un cuento surrealista (¿y acaso la adolescencia no es la época más surrealista del ser humano?).

A través de los sueños de Rosalyn (Sarah Patterson) alimentados por su Abuela (Angela Landsbury), aquélla se interna a un bosque lúgubre donde habitan lobos que seducen a las mujeres. El lobo tiene la facultad de convertirse en humano pero no es la figura tétrica a la que se está acostumbrado; es en cambio un personaje tentador, con una belleza extraña pero que explica la seducción relatada por las historias de la Abuela.

La película es eminentemente simbólica: Rosalyn está en el momento justo en el que no se sabe si es niña o adolescente y en ocasiones, su mirada refleja una lascivia poco común a su edad. Desobedece a su abuela y se interna en ese bosque tétrico para salir al encuentro del lobo vestida como toda una Caperucita Roja. Es más, su personaje de Caperucita es muy sensual, el rojo de la capa destella en la oscuridad de la foresta donde se interna. El encuentro con el Lobo no es una lucha de fuerzas, es una pelea entre dejarse dominar por sus propios deseos o poder controlarlos.

El asalto en sueños de las imágenes de los lobos y toda la atmósfera bajo la cual se construye la cinta produce una sensación curiosa. A veces pareciera que toda la historia estuviese envuelta en las brumas de alguna pesadilla. Así es efectivamente, pues la confusión de Rosalyn es la misma que cada cual puede sentir cuando no distingue la vigilia del sueño.

Datos curiosos
- Este es el segundo largometraje de Neil Jordan y el primero en el que incurre en un relato de terror. Desgraciadamente, esta cinta es la única que podría considerarse bien lograda para él en este género. Diez años después filmaría “Interview with the vampire” y en 1998 utilizando inclusive la estructura de sueños de “The company of wolves” dirige una película terrible denominada “In dreams”. Ha tenido más suerte con el drama como es el caso de “The crying game” (que algún día será reseñada aquí) o “The end of affair”.
- Angela Landsbury, la “Abuela”, es más recordada por ser la “Reportera del crimen” (nombre en México de la serie británica “Murder she wrote”), además de interpretar a Mrs. Pot en “The beauty and the beast” en su versión en inglés.
- El equipo de producción de Neil Jordan en sus películas se hace llamar “The company of wolves”. Echen un ojo a los créditos finales de sus cintas y los encontrarán.