viernes, enero 30, 2004

Comentario del día sobre la desvirtuación de los objetivos de este blog: No he podido terminar la reseña de la película que tengo proyectada. Es bloqueo de escritor y sobrecarga de trabajo, así que por eso me he dedicado a llenar este espacio con comentarios que no tienen mucho que ver con la campaña anunciada. Este fin espero ponerme al corriente, pero la lucha sigue.

Comentario del día sobre el posible retiro del pueblo atrasado: Hoy hablé con mi contacto más fuerte en Monterrey para arreglar lo de mi posible traslado a esa ciudad. Lo que me agrada es que ante todo quiere estar seguro de que la decisión que tome sea la mejor, porque está muy animado con que yo me vaya para allá. Este fin de semana tengo que redactar un e-mail con las condiciones por medio de las cuales me sería más conveniente la vida en Monterrey que en León, además de lo que puedo aportar allá y de cómo pondero lo que dejo acá. Es un ejercicio difícil pero necesario.

Si mis cálculos no fallan y todas las respuestas son positivas estaré de vuelta en Monterrey a inicios o mediados de marzo por los próximos 2 años. Si no, todavía tengo mucho por qué luchar acá (aunque ud. no lo crea).

Comentario cinematográfico del día: En el pueblo atrasado (o sea León, Gto., o sea donde vivo) se ha llenado de estrenos el cine. Aparte de cosas que prefiero saltarme como Paycheck o The haunted mansion (lo peor: está doblada), pusieron Something's gotta give (que me apunto para ver mañana a Diane Keaton); Real women have curves (revelación en Sundance el año pasado), L'auberge espagnole (el protagonista se parece a un amigo mío y además sale Audrey Tatou) e In the cut (que estoy en dilema para ir a verla, pero por lo que me han dicho Nicole ha de odiar a Meg Ryan para hacer que le dieran ese papel). Así que en el mejor de los casos estoy frente a cuatro películas que ir a ver próximamente.

Claro, como buen pueblo atrasado no pusieron Lost in translation, In America (que ya está en medio país) y Dogville que sigue recluida en la ciudad de México. Se me hace que me iré a dar una vuelta a Guadalajara cuando llegue allá, porque con eso que los estrenos "poco comerciales" están tardando en llegar alrededor de 6 meses acá, no podré vivir de aquí a junio sabiendo que medio país ya vio Dogville (entre esas personas, Vero, que ya la vio como 3 veces).

Comentario del día sobre ironías de la vida: Tengo examen hoy. Después de un año de vacaciones de la escuela resulta que un curso de la empresa de donde trabajo nos van a poner examen. Y luego con eso que entro a francés el sábado...ya no me hallo. Esas vacaciones de la escuela como que se pasaron de tueste.

jueves, enero 29, 2004

Comentario del día sobre las sorpresas que nos da la vida: Debo comentar que las nominaciones de los Oscares me sorprendieron en varios aspectos, así que los iré desmenuzando categoría por categoría.

- Mejor película: Tal vez la sección menos sorpresiva porque logré predecir en gran parte las película que iban a estar en esta categoría. Aunque Seabiscuit solo esté rellenando espacio es la que menos posibilidades tiene ya que su director no está nominado en la categoría respectiva.

- Mejor director: La primera sorpresa fuerte, Fernando Meirelles nominado por Cidade de Deus. Opción fenomenal aunque en la vida me hubiera pasado por la cabeza. Sofia Coppola es la primera mujer en 10 años (la anterior fue Jane Campion) en estar en esta categoría.

- Mejor actriz: ¡¡¡No está Nicole!!!. De cualquier manera ella es diosa esté o no esté, pero sí está mi adorada Diane Annie Hall Keaton y mi sucedáneo de Nicole que es Naomi Watts. También la sorpresa de la chavita neozelandesa, Keisha Castle-Hughes, por Whale Rider, que mis informantes me dicen que está excelente. Tampoco está Scarlett Johansson, quien sí me extraña su no aparición ya que ha sido nombrada frecuentemente en otras premiaciones. Y la favorita, Charlize Theron, o cómo una modelo puede llegar a actriz, pero yo la verdad, a reserva de lo que vea próximamente, apoyo a Naomi.

- Mejor actor: ¡¡Bravo!!, ¡¡no están ni Tom ni Russell!. Lo más raro es Johnny Depp como el capitán Jack Sparrow. Me divirtió mucho pero no creo que sea quien gane. ¿Asistirá Sean Penn?, ¿le darán el premio a mejor actor? o ¿preferirán alguien más políticamente correcto como Bill Murray?

- Mejor actriz de reparto: Más sorpresas, como una iraní, Shohreh Aghdashloo, venida de las películas de Kiarostami (ver Gozaresh) por House of sand and fog. ¿Será este año en que Reneé Zellwegger por fin se lleve una estatuilla?.

- Mejor actor de reparto: Djimon Hounsou como la revelación en esta categoría por In America, aunque creo que tiene algo que ver que su personaje sea de piel negra y portador del VIH. De por sí la batalla aquí estará dura, ya que tanto Benicio, como Tim Robbins o Ken Watanabe hacen muy buenos papeles en sus respectivas películas. De Alec Baldwin no puedo decir mucho pero también es una sorpresa verlo nominado por primera vez; aunque no tanto como cuando Burt Reynolds o Sharon Stone lo fueron (ambos con muy buenos papeles).

En el renglón de los guiones por lo general se encuentran las nominaciones más "justas" en los Oscares y este año no fue la excepción. Está presente American Splendor que ha sido mencionada como una de las mejores películas independientes del año pasado en Estados Unidos, Dirty Pretty Things que ha sido bien recibida en los festivales que ha estado (con Audrey Tatou de por medio) e In America, la nueva obra de Jim Sheridan. Por supuesto, Cidade de Deus, apantallando con su aparición también en estas categorías.

Se extraña la nominación a Sean Astin o Andy Serkis en The return of the king. Es también raro que las mejores películas solo 2 tengan a sus actores nominados. Al parecer las categorías de interpretación se fueron diluyendo entre las películas que aspiraban a ser finalistas pero que no llegaron. Yo por lo pronto espero que llegue lo más que se pueda de estrenos de aquí al 29 de febrero (rara fecha) que es la entrega de premios. Mi favorita, hasta el momento, es The return of the king.

Mientras tanto me entretendré con el Festival de Berlín que próximamente anunciará las películas en competencia.

miércoles, enero 28, 2004

Comentario del día sobre la estupidez eclesiástica: Hoy en La Jornada, apareció una nota en la que el Servicio de Parques Nacionales describe que el Gran Cañón fue creado por Dios después de el Diluvio. Y aquí nos quejamos por monseñor Rivera y su excomunión por causa de la píldora del día siguiente.

Comentario del día sobre decisiones próximas: Hoy no abundaré sobre los temas que traigo pendientes. Eso sí, las nominaciones fueron en gran parte sorpresivas para mí. Mañana comentaré más sobre ello. Por lo pronto, hoy me llegó un e-mail que me pone más cerca de decidir acerca de mi permanencia o no en esta ciudad.

Aunque no lo crean, si escojo irme me va a doler. Por lo pronto, es prácticamente un hecho que iré a Monterrey en febrero. Efectivamente, decidir implica renunciar, la cuestión es ¿a qué?.

martes, enero 27, 2004

Comentario cinematográfico del día: Me acaba de asaltar la sorpresa que dentro de unas horas serán anunciadas las nominaciones a los Oscares. Este año no tuve tiempo suficiente para obsesionarme con ello (además que ya no me causan tanto furor), pero de cualquier manera estaré atento. Me llama la atención el hecho de que este año los Oscares no serán en primavera, si no el 29 de febrero. Al ritmo que van los estrenos, estoy seguro que no veré a los probables 5 nominados a mejor película mañana. Veamos: es probable que estén Mystic River, The return of the king y Lost in translation que se estrenará en el pueblo atrasado probablemente este viernes. Las otras dos nominaciones se me hace que están disputadas (según lo que he leído) entre Master and Commander, House of sand and fog y Cold mountain. Solo Master and Commander y Cold mountain tienen estreno programado en febrero. Ahora que con mala suerte de seguro aparecen The last samurai y Seabiscuit en la recta final. Y con mucha (pero mucha) suerte estaría 21 grams. Mañana estaré comentando lo que suceda con estas nominaciones tan anticipadas.

Comentario del día sobre la estupidez eclesiástica: Ahora resulta que todas las mujeres que tomen una píldora de emergencia van a ser excomulgadas. La verdad es que las pobres le sufren un buen cuando por una o por otra causa no usan anticonceptivo la noche anterior. Tengo una amiga que cada vez que se toma una de estas píldoras le dan unos cólicos terribles. Ya con eso debería de aprender para que no le gane la calentura. Pero de ahí a excomulgarlas... diría el anuncio de Raid: "mira cómo tiemblo". Nada más por que sé que a mí no me causarían ningún beneficio (sino todo lo contrario por la cantidad de estrógenos que tienen) pero me tomaría una solo para pasar a la lista de expulsados de la Iglesia. Estaría súper pertenecer al mismo club que Galileo.

Se vende fe de bautismo en buenas condiciones. Excelente como composta o combustible de boiler. Precio módico.

lunes, enero 26, 2004

El extraño caso del Dr. Jekyll y el Sr. Hyde (The strange case of Dr. Jekyll and Mr. Hyde) de Robert Louis Stevenson

En el Londres de finales del siglo XIX, en pleno auge de la época victoriana surge una novela que cuestiona la existencia de un comportamiento socialmente aceptable, contra otro, reprobable pero aún así existente. Un comportamiento malsano que debe ser oculto, o si sale a la luz, no ser rastreable para que el castigo y la desaprobación social no alcancen a su autor. Influido por las ideas del psicoanálisis de Freud y la existencia del id, ego y superego, Robert Louis Stevenson crea un relato fantástico de un hombre que descubre una fórmula para disociarse en dos personas completamente distintas, y también con motivaciones opuestas.

La novela empieza a partir de un pretexto: la presencia de una puerta desvencijada en un edificio de una calle concurrida de Londres. La historia es contada a través de Mr. Utterton, un abogado conocido de Jekyll quien poco a poco irá revelando el misterio que rodea al doctor. Los cabos se irán atando de manera que al final solo quede dejar a Jekyll confesar su historia.

Jekyll en búsqueda de poder alimentar sus pasiones y sus deseos prohibidos por la sociedad, logra preparar una pócima en la cual se convierte en Hyde. Hyde puede andar por la calle realizando las acciones más sórdidas y no es nunca castigado debido a que tiene todo el respaldo monetario de Jekyll, además de que es alguien que no “existe”, por ser el alter ego de Jekyll.

El juego del cambio de personalidad que permite a Jekyll liberarse de su imagen cotidiana le empieza a costar caro. Poco a poco Hyde se apodera de él y le es más difícil controlar las transformaciones entre un ser y otro. Lo que comenzó como un juego inocente se convierte en ua prisión en la cual el personaje ya no sabe si es Jekyll o es Hyde, y cuál de los dos es el verdadero yo.

Hyde termina por devorar la personalidad de Jekyll. Él no era más que una pantalla frente a su propio yo que termina por imponerse. El yo reprimido encuentra el cauce por el cual salir hasta borrar cualquier rastro de su imagen anterior. Sin embargo, Jekyll no puede continuar siendo en la figura de Hyde y su desaparición final cierra el ciclo en el que el amo terminó por parecerse tanto al monstruo que se volvió el monstruo mismo.

Frase del día: Puedes huir de cualquier cosa, excepto de ti mismo.

Comentario del día sobre la comunidad de la locura diversa: Desde ayer aparece una liga (que estaba equivocada pero ahora ya la corregí) a la página de Nemorensis en donde se hacen comentarios acerca de libros, películas y discos, además de aderezar el espacio con la vida de cada uno. Otra característica que compartimos, es que aunque no somos ni literatos, ni críticos de cine, ni músicos, nuestra afición por estos placeres nos ha impulsado a escribir y profundizar sobre ellos. También se encuentra el carácter subversivo y poco ortodoxo con el que esperamos dar cuenta de nuestras opiniones.

Si tú tienes una página similar, no dudes en comunicarte. Por el momento somos dos, pero el caso es que esto vaya creciendo. Mientras estas páginas seguirán complementándose: la de él desde la Ciudad de México, la mía desde León.

domingo, enero 25, 2004

Comentario cinematográfico del día (2): Ya fue la premiación de los Globos de Oro y The return of the king se ha llevado los premios principales. La verdad de lo que he visto de los potenciales nominados, creo que The return of the king sigue siendo la mejor opción, seguido de Mystic River. Como todavía no estrenan en este pueblo atrasado, Lost in translation no puedo dar opinión, pero mis informantes me comentan que está muy buena.

De los premiados no tengo queja, aunque quisiera ver la cara de un crítico que hace poco dijo que Charlize Theron no tenía ni idea de cómo actuar. Hoy se llevó el premio por Monster (y no es el primero que gana) ganándole a mi adorada Nicole y a Cate Blanchett. Me gustó mucho que Peter Jackson ganara como mejor director, pues creo que es hora de reconocerle todo el esfuerzo por aventarse una trilogía tan grandiosa.

Para finales de enero vienen las películas del Festival de Berlín y a mediados de febrero siguen los nominados al Oscar. Esto es plena temporada alta de películas y hay que aprovechar de aquí a principios de mayo que es cuando termina.

Comentario cinematográfico del día (1): Ayer Vero se lució en el cineclub poniendo Bajo California, el límite del tiempo. Es una película excelente sobre un personaje que se busca a sí mismo y lo hace regresando a sus raíces en las pinturas rupestres de Baja California. La película duró hora y media, y la discusión lo mismo. Me atrevería a decir que es la mejor película mexicana de los noventas: un guión redondo y magníficamente estructurado, imágenes con fuerza y editadas pulcramente, y un mensaje profundo. Fenomenal, por lo que pronto merecerá una reseña más amplia.

Hoy fui a ver The last samurai. Como iba a verla con expectativas bajas terminó complaciéndome. El guión es prácticamente el mismo de Dance with wolves y The last of mohicans (hasta el título se parece), pero debo aceptar que las escenas de batalla están muy bien dirigidas. Se nota inclusive, alguna influencia de Barry Lyndon en ellas. Tom Cruise cumple con el papel pero nada más, no creo que sea una actuación sobresaliente. Quien sí se lleva las escenas es Ken Watanabe (en el papel de Katsumoto), como el jefe samurai rebelde.

Comentario del día sobre el clóset: Sé que había tardado en publicar este comentario previamente anunciado pero no había tenido tiempo ni inspiración para sentarme a escribirlo. El día de hoy ese plazo ha sido cumplido.

Para empezar hay que definir qué se entiende por clóset. Esta es una palabra prestada del inglés que describe al mueble o lugar de la recámara donde se guarda la ropa. En español, el equivalente es el ropero excepto en Argentina donde es el placard, caso prestado del francés. Además de ser el lugar donde la vestimenta se coloca, también se convierte en una pequeña bodega personal, pues ahí van a parar los cachivaches que no se usan, las luces y el pino (de plástico) de Navidad, más todo aquello que pueda ser objeto de ser guardado. Cri – Cri expresa mejor esta idea cuando le dice a su abuelita que tome el llavero y le enseñe de su ropero, la espada de su abuelito el coronel. En términos generales el clóset se convierte en el lugar de lo escondido, de lo que se saca pocas veces a la luz, de lo que no debe ser visto o descubierto.

Así es como se va originando la expresión “salir del clóset” particularmente aplicada a todas aquellas personas con preferencias homosexuales, cuando aceptan de manera pública sus tendencias. Dadas las reticencias que en Occidente se han tenido hacia este tipo de conductas, ha sido necesario que quienes las presentan las oculten en el clóset hasta que sea seguro poder expresarlas y exteriorizarlas. Afortunadamente las tendencias actuales me hacen suponer que en diez años (al menos en México), la conducta homosexual será tan “normal” como la preferencia heterosexual, pero eso es harina de otro costal.

El clóset no se limita a las personas homosexuales, si no que es una conducta generalizada en cualquier género humano. Si el clóset se refiere a cualquier sentimiento, emoción o hecho que se desea mantener oculto entonces se puede hablar de una amplia de conductas que presentan estas características. Cuando uno descubre que se siente atraído e incluso, enamorado hacia alguien, empiezan a surgir dudas y temores acerca de si se va a perder la libertad actual, si habrá que entrar en alguna especie de compromiso, si se deberán perder tanto y no se sabe cuánto se podrá ganar... todo esto conduce a un fenómeno denominado como “enamoramiento de clóset”: existe el sentimiento pero se esconde porque no se sabe qué hacer con él.

Es ahí donde el clóset adquiere su amplitud universal. Es la representación de deseos que alguna vez se han hecho conscientes, pero se quisiera que nunca hubiesen aparecido porque no se sabe cómo manejarlos. El problema con estos deseos es que se vuelven recurrentes, asaltan al ánimo de manera periódica y no es fácil librarse de ellos. Antes de la aceptación y el actuar en consecuencia de estos deseos se producen acciones encaminadas a su negación, como si esto los conjurase. El miedo entonces produce a un ser que se dirige al rechazo de sí mismo, y que solo se puede liberar cuando deja a esos demonios salir fuera abriendo su propia caja de Pandora.

Este blog dentro de su campaña “Salga del clóset, quémelo y esparza sus cenizas” estará publicando los comentarios acerca de tres novelas, tres películas y un disco que reflejan las consecuencias de la permanencia y la salida del clóset y del proceso que se lleva a cabo para librarse de él. Al público cautivo le recomiendo estar al pendiente de las próximas publicaciones.

sábado, enero 24, 2004

Comentario del día sobre algunos retratos leoneses: El día de hoy les presento tres botones de muestra de esta ciudad. A veces veo lo patético que puede ser el vivir en el Bajío a pesar de los buenos ratos que últimamente han sido los más:

1. El Casino de la Feria o las buenas (y estúpidas) conciencias: Cada año en enero se efectúa la Feria de la Ciudad. Este año la novedad anunciada iba a ser la instalación de un casino. El casino se construyó aún y antes de que estuvieran los permisos liberados en confianza de que serían aprobados puesto que había algunas influencias en Gobernación. En México, la ley de juegos no es clara y la instalación de un casino no es algo que se encuentre reglamentado, pero si alguna autoridad dice que sí se puede, entonces se instala. El tiempo se acabó y el Gobierno del Estado dos días antes dijo que no se permitiría el funcionamiento del casino. El fin del casino fue que se abrió como un “museo” para que la gente viera cómo es que está construido uno. La historia de esta aberración la pueden leer en Mural

Entre los dimes y diretes, el Obispo tuvo a bien decir que el juego promovía el despilfarro y la delincuencia. Lo que el señor Obispo no ve, es que sus feligresas que viven en las colonias del Campestre hacen con frecuencia excursiones a las Vegas. Tampoco se fija que en la ciudad ya existen establecimientos de apuestas como el Yak y el Caliente. Parece por otro lado, que no conoce internet y que ahí el apostar está al alcance de cualquiera con tarjeta de crédito. Olvida (o se le olvida) que existen varias casas de lotería ilegales en la ciudad. Pero como este casino va a estar más a la vista y al alcance de cualquier mayor de edad que vaya a la feria, no vaya a ser causa de pecado y perdición para todos aquellos seres incapaces de formarse su propia moral y que tienen que acudir a él a que se les aclare el alma.

El Gobernador entre sus argumentos dijo que si la ley no era clara entonces no se avalaría el casino, cuando originalmente bajo del agua habían dado señales de permitir el funcionamiento. Asimismo se esgrimieron razones de “moral pública”. Lo que el Gobernador no dice es que del casino el Estado no ganaría dinero alguno, pues la Feria es administrado por un patronato que a quien rinde cuentas y da utilidades es al Municipio. ¿Asunto de moral?, ¿grilla política?. Mas bien, poderoso caballero es Don Dinero.

¿Y el casino? Ahora que es exhibición (me rehuso a usar otra vez la palabra “museo” para el esperpento ese) puede uno admirar el ejemplo carácterístico de art nacó para una típica cantina de mala muerte. Al casino tan publicitado solo le faltan sus mesas de aluminio con el escudo de Corona o Carta Blanca estampado. Cero imaginación, cero cuidado para hacer algo con buen gusto. Claro, como es para una feria popular hay que hacerlo de la manera más jodida posible.

2. Cómo quitar a alguien de la mesa o las normas de urbanidad. El miércoles fui a cenar con una amiga a un centro comercial. Ella como vive al otro lado del mundo y viene a León de visita solo una vez al año fue por una torta, mientras que yo ese día tenía antojo de un sub. Nos sentamos en las mesas de la zona de restaurantes y quedamos cerca de unos conocidos de sus padres. Estas personas al vernos van y se sientan con nosotros (sin siquiera un ¿se puede?, ¿interrumpimos?) para platicar con mi amiga. Al final, mi amiga y yo nos tuvimos que ir de NUESTRA mesa porque ellos ya se la habían apropiado. La vocación por ser metiche y el pedir permiso para sentarse parece que están peleados.

3. El servicio social o cómo ser chacha y no morir de vergüenza. Entre los temas que introdujeron a nuestra plática las personas sentadas en el punto anterior fue el servicio social de preparatoria que tenían que hacer las niñas que estudiaban en colegios como el Lux. La gran idea de cooperación y ayuda a la humanidad es que vayan a limpiar los baños del club Punto Verde o de Plaza Mayor. Una de las invasoras a nuestra mesa (madre de una de estas niñas chachas) comentaba que las “pobres niñas traían toda la cara roja (de vergüenza) al ser vistas”. Claro, se encontraban con facilidad a sus compañeros de escuela y a los papás de estos. Supongo que los jesuitas creen que después de esta experiencia redentora llegaran a su casa y le dirán a la señora o joven que todos los días va y hace la limpieza, el mandado, la comida y tiene su casa en orden: “Romualda, hoy he conocido todo lo que pasas y cómo es que la cara no se te pone roja del cansancio que te da al estar tendiendo mi cama, lavando los platos que dejo sucios o el baño con las toallas tiradas. No, esa cara es porque te da vergüenza hacer todo esto. Déjame a mí ahora al menos trapear la sala.” Y así, esta servidora niña del Lux cuando se case, preferirá dejar a sus amigas, no irse a desayunar a Antares con ellas, ni ir al club a tomar el sol, porque ha decidido que el quehacer de su casa lo hará ella.

4. El agua purificada o purifícame el alma, María. En mi casa cada viernes o sábado se piden tres garrafones de agua que alcanzan para el consumo de toda la semana. Se llama a la compañía que surte el líquido y lo traen en 1 – 2 horas. Desde ayer mi mamá está llamándoles para que traigan un garrafón y no ha habido éxito. El día de hoy le dijeron que es porque le están surtiendo de agua a los “sanjuaneros”. Los sanjuaneros son aquellas personas que se van de peregrinación (por estas fechas) a San Juan de los Lagos, en donde se encuentra el santuario mariano más importante de México después de la Basílica de Guadalupe. La característica de estos sanjuaneros es que el recorrido lo hacen a pie y pasan por la carretera vieja que lleva a Lagos. Tal vez también los de agua Óptima estén haciendo su servicio social llevándoles agua, pero quienes consumimos sus garrafones ya nos atoraron de aquí al lunes. Si quieren ir a dejarle agua a los peregrinos, que vayan pero que al resto de los mortales no nos dejen sedientos porque ninguna virgen va a aparecérseme y traer mi agua.

Estas son algunas de las peculiaridades que suceden en este pueblo de León, en el estado de Guanajuato, en este país tan surrealista y hermoso que es México. Cuando me preguntan de dónde soy originario y se dan cuenta que no soy de aquí, y que llevo viviendo unos cuantos meses en este lugar, surge otra pregunta: “¿y qué haces aquí?”. La verdad hasta yo mismo me cuestiono eso: “¿qué demonios estoy haciendo aquí?”.

Comentario del día sobre el cine visto la semana pasada: El sábado anterior en el cineclub, Vero proyectó El lado oscuro del corazón, una película argentina de Eliseo Subiela que es fascinante por toda la belleza de sus diálogos. Es un poema filmado.

Al día siguiente, Vero y yo nos fuimos al cine a ver Seabiscuit (Alma de héroes). La película está bien fotografiada, con un diseño de producción muy cuidado y actuaciones sobresalientes de William H. Macy y Chris Cooper. El problema es que es una de las películas más azucaradas, melosas y predecibles que he visto últimamente. El guión puede ser un potencial riesgo a la salud si usted padece de diabetes.

Yo por mi parte, en la semana fui a ver una producción española que se llama En la ciudad sin límites. En México se está haciendo costumbre cambiarle el nombre a las producciones españolas (¿alguien es capaz de decirme el título en mexicano de Sin noticias de Dios y de Bajo las piernas?), por lo que la película fue nombrada como "Pecados ocultos". Buenas actuaciones de Geraldine Chaplin y Fernando Fernán Gómez además de una historia interesante. El problema es que está musicalizada como teledrama de quinta de cualquier canal gachupín, y con una edición extremadamente efectista. Es un ejemplo de cómo arruinar una película en el proceso de post producción.

Esta semana han estrenado Bowling for Columbine (que vi en México hace 5 meses, otra prueba más de que León es un pueblo atrasado) la cual recomiendo ampliamente y algunas joyitas hollywoodenses como "El tesoro del Amazonas", para verla bajo propio riesgo.

martes, enero 20, 2004

Comentario del día sobre el día de hoy: Hoy es día de San Sebastián. Sebastián era un joven que murió martirizado por ser cristiano. El castigo fue morir traspasado por flechas. Sin embargo, Sebastián tiene una historia no oficial pero de la cual existen rumores. Se dice que era amante de un centurión, una especie de Antinoo para su propio Adriano. Incluso Derek Jarman hizo una película llamada Sebastiane que trata sobre esta parte de la vida de Sebastián. Desgraciadamente no la he visto, pero es una de las pocas películas que está hecha completamente en latín. Si la leyenda de Sebastián es cierta, entonces la Iglesia Católica subió a los altares a un pecador mortal y violador del sexto mandamiento. Ciertamente el catolicismo es una religión surrealista.

domingo, enero 18, 2004

Comentario del día sobre mi próximo deceso: He tenido una sobrecarga de trabajo esta semana así que me ha resultado imposible sentarme a comentar sobre el tema anunciado en un post anterior. Sin embargo, para que los clientes cautivos no extrañen mi presencia les dejo una noticia que apareció en "Mural" sobre Nicole Kidman. Sufriré mucho cuando llegue el momento.

viernes, enero 16, 2004

Comentario del día sobre protagonismos radiofónicos: Vero fue a hacer publicidad del cineclub al radio. Desafortunadamente no la pude escuchar, pero me mencionó como uno de sus comentadores estrella en la discusión que se hace después de la película. Hasta parecemos novios, todo el día nos andamos acordando el uno del otro, nos enviamos mensajes por el celular y por un feliz accidente, la fui a visitar a su escuela hoy. Desgraciadamente, tenemos demasiadas cosas en común, pero aún así me encanta.

Comentario del día sobre la problemática mundial: Vero y yo, después de un concienzudo análisis, hemos llegado a la conclusión que el mayor problema mundial es el clóset. Por eso esta página dedicará sus próximas reseñas y comentarios a combatir este pernicioso mal.

Comentario del día sobre éxtasis musicales: En la edición del 15 de enero de "La Jornada", José Agustín anuncia la primicia que el nuevo disco de U2 está listo. Al parecer el sonido será realmente fuerte y decidido, Bono describe que es una especie de rock punk posmoderno. Ya no puedo esperar a tenerlo en mis manos cuando salga.

jueves, enero 15, 2004

Magnolia
(Magnolia). Director: Paul Thomas Anderson (1999). País: Estados Unidos.

¿Hasta dónde es posible que los acontecimientos que suceden en la vida diaria sean fruto de la casualidad?, ¿existe alguna especie de plan predeterminado para que ciertas vidas, en un momento determinado se crucen o estén en el lugar exacto de algún acontecimiento extraño?. La secuencia inicial de Magnolia, al estilo de un programa de “Lo insólito”, plantea estas preguntas y funciona como una especie de ancla para atrapar al espectador ante el cataclismo que está por venir.

Después de una perorata que pareciera sin sentido, aparecen los créditos en fondo negro con la canción de One de Harry Nilsson interpretada por Aimee Mann. Poco a poco la música se corresponde con la vida de los personajes solitarios que la historia presenta, proyectando la situación en la que actualmente se encuentran. En un mosaico de caracteres vemos a Stanley Spector (Jeremy Blake), un niño genio que participa en un programa de concursos conducido por Jimmy Gator (Phillip Baker Hall), quien tiene una hija drogadicta (Claudia Wilson intepretada por Melora Walters). A su vez se encuentra la familia Partridge formada por Earl (Jason Robards), el magnate moribundo, a quien cuida Phil Parma (Phillip Seymour Hoffmann), mientras que Linda Partridge (Julianne Moore), la esposa de Earl se encarga de comprarle las medicinas. Completan el cuadro el ex niño genio “Quiz Kid” Donnie Smith (William H. Macy), el oficial de policía Jim Kurring (John C. Reilly) y el gurú televisivo del sexo Frank T.J. Mackey (Tom Cruise).

¿Cómo se puede entonces entrelazar una historia con estos personajes que parecieran estar aislados?. Los hilos que unen a cada uno son revelados a lo largo de la trama pero cada cuerda que toca y une a los caracteres lleva al infierno que cada uno vive. Magnolia es un descenso al abismo en el alma de todos los involucrados. Cada uno irá sondeando en su pasado, en las acciones que los llevaron al momento en el que están y poder de esta manera reconciliarse consigo mismos. Una de las citas contundentes de la película es que puede ser que hayamos terminado con el pasado pero el pasado no ha terminado con nosotros (you may be through with the past but the past isn’t through with you).

Dada esta sentencia, ¿cómo se puede estar entonces en paz con el pasado?. En la escena musical de la película (la más de todas, puesto que la partitura y las canciones contestan a los personajes en un fabuloso matrimonio música – trama), la respuesta se da: it’s not going to stop ‘til you wise up. La redención se da en el momento en que el velo del pasado se corre y los personajes pueden enfrentarse a él.

¿Qué tiene que ver esto con la casualidad?. No solamente la rendición hacia tiempos pretéritos produce la salvación de los personajes, sino que también se ve posibilitada por un suceso único en la secuencia clímax. Se lleva al extremo absurdo una posible casualidad y a través de ella, como un rito de purificación, la redención queda concluida.

La manera en como surgió Magnolia como película puede ayudar a entender su estructura. Paul Thomas Anderson hizo el guión inspirándose en las canciones de Aimee Mann, en especial las de su disco Bachelor No. 2. Lo que obtuvo fue una cinta en donde las melodías son referente de la trama y viceversa, donde los personajes dicen frases como “Now that i met you, would you object to never see me again?”, que es a la vez el primer verso de la canción de Deathly de Aimee Mann. Cuando el personaje de Claudia acepta su necesidad de salvación, se escucha Save me, que dice prácticamente todo aquello que Claudia solo logra expresar la mirada. Es en estas canciones de soledad, desamor y a la vez, de una fe ciega y terrible en el amor de donde Magnolia toma su esencia y perfume.

Anderson coloca su historia en el valle de San Fernando (una constante en su filmografía) y siendo ésta una zona sísmica, traslada el terremoto hacia el espectador. Es difícil no ser atrapado por el caos, por el apocalipsis positivo (como califica Jorge Ayala Blanco a esta película), por la intensa carga de sus personajes que solo desean amar, ser respetados, ser perdonados, ser liberados.

Datos curiosos:
- En la película aparecen muchos números 82. Todos son referencias a la cita Éxodo 8:2, que hace referencia a la escena culmen de la cinta.
- En el show de Jimmy Gator un integrante del público levanta una pancarta con la frase Éxodo 8:2. Los carteles en las paradas de camión que se encuentran en la intersección de Magnolia Blvd. tienen escrita también esta cita.
- Magnolia Blvd. es una calle del valle de San Fernando por donde la mayoría de los personajes de la película pasan antes del suceso de Éxodo 8:2.
- En el guión original, Paul Thomas Anderson componía otra historia con el niño que se le aparece a Jim Kurring en el barrio. Al parecer las escenas fueron filmadas pero quedaron fuera del corte final.
- La última parte del guión en escribirse fue la referida al personaje de Tom Cruise.
- En los créditos iniciales aparece como compañía productora "Ghoulardi Films". Ghoulardi era el nombre del personaje que hacía el padre de Paul Thomas Anderson en un show televisivo.
- Aimee Mann estuvo a punto de negar el uso de la canción de "Wise up" en la escena que aparece en la película; sin embargo al ver el corte final, declaró que nunca antes una canción de ella le había hecho llorar de tal forma.
- Jeremy Blake, quien interpreta al niño genio, es en realidad un niño genio. Ganó el concurso como el estudiante de mejor aprovechamiento en Estados Unidos para el último año de escuela elemental.
- "Wise up" no fue una canción compuesta especialmente para la película. Había sido usada antes en el soundtrack de Jerry Maguire. En sí, la única canción hecha para el filme es "Save me".
- El video de "Save me" está hecho con escenas de Magnolia. Aimee Mann está intercalada dentro de estas escenas. La más curiosa es aquella en donde está en el show de Jimmy Gator, y aparece como una de las concursantes.

Comentario del día sobre salidas inesperadas: Hoy no fui al cine con Adriana. No nos pusimos de acuerdo. En cambio, me fui a cenar con Pepe. Plática a gusto y tranquila para cerrar el día.

miércoles, enero 14, 2004

Comentario cinematográfico del día (III): ¿¿Y la reseña????. Todavía no está terminada pero ya pronto. Adriana me invitó a salir al cine hoy, pero no sé qué veré. Tal vez me quiera llevar a ver The cat in the hat o Ladies' night. Ni modo, pero solo la tengo cerca quince días al año. Por eso, ya fui a ver todo lo que quería.

Comentario cinematográfico del día (II): Ayer vi Mystic River al fin. Ejemplo claro de construcción de un thriller, con personajes y actuaciones perfectamente delineados y redondeados. Si alguien quiere una lección de cómo se hace una película con elementos clásicos y bien realizada, Mystic River es el mejor ejemplo. La verdad es que Clint Eastwood se ha pulido mucho desde que empezó a dirigir, pero ¿será capaz de poder dirigir algo menos convencional?.

Comentario cinematográfico del día (I): Me reintegro a los propósitos iniciales de mi blog, con algunas dificultades técnicas y logísticas. La clientela es exigente así que lo menos que puedo hacer es complacerla. El sábado me fui a comer con Vero y me dijo que si en algún momento se tenía que ausentar del cineclub me iba a quedar yo como su suplente no oficial. Luego en la noche, puso Garage Olimpo...recomendable a secas.

Al día siguiente me invitó a una clase del curso de cine que está dando. Se le ocurrió poner dos películas (ver más de una en un día me causa un estado cercano a la esquizofrenia): The night of living deads de George Romero y Blue Velvet de David Lynch. La primera no la había visto y reconozco que sí me dio miedo, además que ya en un plano interpretativo representa toda una alegoría de la represión y los deseos sexuales. Blue Velvet ya la había visto, pero es una de las mejores películas de Lynch (antes de Mulholland Dr.) y la alienación entre los sueños y la realidad se lleva a la pantalla de manera ejemplar.

Luego me fui al cine en la tarde (suicidio en primer grado). Vi The two towers, extended version. Gigantesca, compuso varios huecos de la versión original y desarrolla de manera más amplia a los personajes secundarios. Desgraciadamente no quitaron a los elfos de la batalla del Abismo de Helm, pero tantos milagros no eran posibles.

sábado, enero 10, 2004

Comentario del día sobre un viaje inesperado (parte III y última): Empieza el 2 de enero y Miguel y Javier quieren ir a dar la vuelta por los pueblos cercanos. Vamos primero a Melaque por dinero (en La Manzanilla no existen los bancos), y caminamos por la playa. Veo un cibercafé cerca y me da tentación de ir. En La Manzanilla también hay uno pero he decidido hacer voto de castidad (sobre internet, claro está) al menos por esos días. Luego vamos a Barra de Navidad que se encuentra a 10 km de Melaque y curiosamente, al otro lado del país, el nombre me persigue: la calle por la que se entra al pueblo de Barra se llama Veracruz. Barra es un lugar mucho más turístico que Melaque, aunque en los dos lugares había una cantidad impresionante de extranjeros, la mayoría canadienses. Mientras Miguel y Javier toman fotos yo disfruto viendo la bahía que comparten Barra de Navidad y Melaque, además de la isla que es la barra que le da su nombre al lugar. Paseamos por el pueblo y vamos de vuelta para Melaque.

En Melaque nos dirigimos al malecón que se encuentra en construcción y que está al lado de los acantilados. Le falta muy poco para ser terminado y ha quedado bastante bien. Aquí también es fácil ver a los pelícanos y las gaviotas. Dejamos Melaque y ahora nos dirigimos hacia La Manzanilla para pasar antes por otra playa. Esta playa es la de Cuastecomates. Hay un hotel y algunos puestos de comida. La bahía es pequeña y la mayoría de quienes están ahí son niños. Es un lugar principalmente familiar. Camino por la playa un rato y luego los tres regresamos a La Manzanilla finalmente.

Llego a la casa, subo y me encuentro a Pepe y Ary echados en la hamaca. Me subo a la misma hamaca que Ary y nos quedamos echados los tres platicando. Después de un rato nos da hambre y bajamos a comer unos deliciosos camarones a la diabla. Jugamos dominó y yo me subí a dormir, pero antes quedamos de irnos un rato a la playa. Cuando desperté tanto Ary como Pepe seguían dormidos y ya era un poco tarde. De cualquier manera decidí irme yo solo al mar.

Es extraño pero tenía alrededor de 10 años de no entrar al mar. Ya se acercaba el crepúsculo y sentir el agua salada otra vez fue una experiencia como si apenas la tocase. Estaba un tanto fría y al tratar de sumergirme la probé. Obviamente el agua de mar es salada pero no recordaba qué tanto era. Después de toser un poco me quedé ahí, flotando, abrazado por el océano y abrasado por el sol. Pasó una media hora y después de tocar ala arena que se encuentra en el fondo me doy cuenta que algo allá abajo se está moviendo. El agua es muy clara y pude ver cómo es que mientras el sol descendía llegaban los cardúmenes. Una multitud de peces empezó a pasar cerca de mí pero sin chocar conmigo. Decidí salirme antes que eso se inundara de animales y al encaminándome a la orilla había más y más. Era una sensación muy rara el que los peces pasaran junto a mis piernas y me hicieran cosquillas.

Regreso y Ary y Pepe seguían dormidos. Me bañé y cuando bajé ya habían despertado. Fuimos a cenar con Ceci, Andrés y Lety y Pepechuy (los otros hermanos de Miguel). Comimos tacos del señor que le avienta el machete a las hijas. Andrés, Lety y Pepechuy se iban esa noche así que era su despedida. Luego, Ary, Ceci, Pepe y yo nos subimos a repetir el ritual de la noche anterior. Tomamos algunas cervezas y pusimos canciones llegadoras. “Entre el cielo y el suelo” de Mecano y “Aún” de Coda son como para cortarse las venas. Ahora, Ceci y Ary se quedaron tiempo extra, mientras que Pepe y yo bajamos a dormir.

El día siguiente (3 de enero) era el último en La Manzanilla. Miguel, Javier y yo nos levantamos para recorrer la bahía de Tenacatita en bicicleta. Llegamos hasta Boca de Iguanas y nos metimos un rato a la playa. Sentir el sol y el mar en bicicleta es algo que nunca había hecho. Regresamos y después de dejar la bicicleta me encaminé a la playa a buscar a Ary y Pepe. Efectivamente ahí los encontré y nos metimos al mar. Un rato después salimos a tomar unas cervezas y de ahí de nuevo al mar. Supongo que fueron unas 3 horas ahí. En La Manzanilla la noción del tiempo se pierde del buen rato que se disfruta. Dejamos el mar y fuimos a comer.

En la comida (más mariscos y pescado), Ary me lanza una apuesta. Ese día en “El rival más débil” yo no podía equivocarme en más de una respuesta por ronda, si no, yo pagaría una caguama; en caso de cometer más de una equivocación ella la pagaría. Obviamente era la táctica para aprovisionarnos de nuestra última reunión por la noche. Acepto y después de cenar con el señor enojón, nos reunimos para ver “El rival más débil”. Al final el saldo de las rondas resultó en una ganancia de 2 a favor mío. Ary y Pepe se encargarían entonces de aprovisionar la noche. Ceci dijo que ella prefería dormir así que nos subimos los tres a despedirnos con las caguamas. Al poco rato llegaron los otros dos amigos de Miguel, que querían volar un globo de papel. Pepe se fue a dormir, pero Ary y yo los acompañamos. A las 2 de la mañana estaba yo a la orilla del mar tratando de lanzar un globo que nunca subió, pero al menos fue divertido darse una vuelta a esas horas.

Subo a dormir y esa será la última noche. Al día siguiente nos vamos Miguel, Javier, Ceci y yo y me despido de Ary y Pepe. Realmente fue un viaje impresionante, lleno de emociones, donde conocí a nuevas personas y regreso a León con el ánimo cambiado, con mi mente en otro lugar, y tal vez, con menos razones para abandonar esta ciudad.

viernes, enero 09, 2004

Comentario melancólico excusatorio del día: Vengo llegando del antro. Sí, y en día de trabajo. Luego abundo más sobre este punto. Suspendo por el día de hoy la conclusión de la historia de mi viaje a La Manzanilla pero prometo retomarla pronto. Asimismo ya tengo en mente lo que voy a poner sobre Magnolia, tal y como ya lo han descubierto. Pero por el momento no....

Ese placebo que es el toque de unos labios contra otros, el tomar el cuerpo de otro y apretarlo contra uno, solo dura en su efecto un poco más que el tiempo en que se tiene contacto. Después nada queda, tal vez una buena anécdota y una raya más a la cuenta. Desearía tanto que esa sensación no pasara, sino que se quedara. Que durase y permaneciese, pero es nada más un nepente fugaz administrado de boca a boca. Mientras que el corazón se endurece se tiran besos a lo tonto. Se producen pequeñas infatuaciones que ahí quedan, que son heridas superficiales, que a la vez se curan rápido pero son las que más arden cuando se forman.

Unos cuantos sucedáneos que refrescan un poco pero no calman la sed de amar.

jueves, enero 08, 2004

Comentario del día sobre los dilemas de Hamlet: Hoy le comentaba a una amiga que parece que estoy haciendo todo lo posible por no irme de León. Me voy a inscribir a francés, estoy descubriendo y empezando nuevas amistades, pienso tomar un curso de cine además de tomar parte más activa en el cineclub. Por otro lado, he enviado un correo a Monterrey para preguntar qué ha pasado con la oferta que tengo allá.

Ya no estoy tan seguro de qué es lo que quiero. No deja de ser de poco agrado para mí este pueblo, pero los acontecimientos de año nuevo me han traído una nueva perspectiva. Si me quedo la respuesta es clara: conseguir un trabajo extra para poder ser autosuficiente y dejar de vivir con mis padres. Si me voy, implica reconstruir mi vida a partir de los cimientos dejados hace ya más de un año.

Mientras tanto continuaré con mi relato...todavía restan algunas situaciones que contar.

Comentario del día sobre exigencias imperiosas: He puesto ya un Tag Board debido a que algunos miembros de la clientela cautiva lo han pedido. El único problema es que no acepta acentos o caracteres especiales, así que habrá que escribir con faltas de ortografía. Agradezco los comentarios que lleguen.

Comentario del día sobre un viaje inesperado (parte II): Amanece y como no estoy muy cansado, me voy con Miguel a dar la vuelta. Primero desayunamos a la orilla de la playa, yo pido unas quesadillas de camarón las cuales se encuentran muy bien servidas. De ahí nos vamos a caminar por el pueblo para ver las curiosidades que allí se encuentran. Subimos por una de las calles que dan al cerro y por medio de las cuales se llega a las casas de los extranjeros. Curiosamente han sabido dividir el pueblo para no tener que pasar por él: mientras que los lugareños toman los caminos situados en la parte baja de la villa, los extranjeros han construido calles que suben y bajan del cerro, que tocan en pocos puntos las del pueblo original.

En la subida se descubren las casas que construyeron los que hicieron el centro cultural. Este centro se hizo con la finalidad de que los extranjeros como un pago al pueblo para animar la creatividad de los habitantes. Existen clases de alfarería y pintura entre otras actividades. Poco a poco se llega a una parte del cerro donde se tiene una vista magnífica del pueblo y la bahía. Ahí se encuentra la casa de una pareja de austriaco – americanos (rara combinación) que viven en Minnesota. Nos recibe Mary Jo, con quien Miguel entabla conversación rápidamente.

Mary Jo nos deja pasar a su casa que apenas se encuentra en construcción. Ante todo destaca el hecho de la gran cantidad de ventanales que tendrá al ser terminada. La vista desde este punto es impresionante. Cada punto del pueblo puede ser localizado y la playa se presenta en toda su amplitud. Mary Jo le comenta a Miguel que ella y su esposo viven 6 meses en Estados Unidos y los otros 6 los pasan en La Manzanilla completando la casa. También discuten sobre el precio al que fueron vendidos los terrenos del cerro a extranjeros y la poca visión de las autoridades locales para con ese dinero construir un drenaje al pueblo. El único existente no funciona puesto que el declive con el que está construido no es suficiente para arrastrar las aguas negras del pueblo. Existe el riesgo que en cuanto la población crezca el drenaje se convierta en un problema serio.

También platican sobre el problema del basurero del lugar. Todos los días al amanecer, en la selva que se encuentra pegada al peñón se ven columnas de humo ascendiendo. Este humo es de la basura que se quema día con día y que también amenaza con convertirse en una molestia futura, si es que no se corrige a tiempo. Lo que más sorprende es la capacidad de Mary Jo para estar en contacto con los problemas del pueblo y el nivel de conciencia sobre las problemáticas presentes. Un lugareño no detecta tan fácil este tipo de situaciones.

Salimos de la casa de Mary Jo y empezamos nuestra bajada del cerro. Miguel y yo encontramos una planta de maguey ya en su etapa de madurez. Le ha salido el tronco por medio del cual se producen las flores de ésta. La planta para poder seguir viviendo tiene que morir después de que florezca.

Pasamos al lado del peñón que tiene una leyenda negra. Se dice que cinco jóvenes que estaban de paso en La Manzanilla lo cruzaron, pues tiene un camino que comunica con la playa cercana de El Tamarindo. El Tamarindo actualmente es un centro vacacional para ricos y famosos y el cual se encuentra prácticamente aislado de todas las demás playas de la Costa Alegre de Jalisco. Regresando al relato, estos jóvenes fueron encontrados muertos de manera brutal: golpeados, descuartizados, destrozados. Se piensa que vieron algo que no debían haber visto, probablemente algún entierro clandestino o alguna acción de narcotraficantes. Quien quiera que haya hecho esto ha conseguido que la gente evite subir al peñón. Incluso se rumora que la propia gente de El Tamarindo lo ha comprado.

Al llegar de nuevo al pueblo caminamos al lado del hotel “La Manzanilla”. Miguel me comenta que es el lugar al que llegó cuando visitó por primera vez el pueblo. De ahí seguimos a la playa en donde los pelícanos conviven con los bañistas. Se puede ver a cerca de una veintena de pelícanos asentados en el mar, mientras otros tantos revolotean en el aire y se meten al agua por peces. La playa de La Manzanilla está llena de peces y no es difícil toparse con uno mientras se está dentro del mar.

Seguimos por la playa hasta llegar al manglar donde se encuentran los caimanes. Ya a la luz del día se ven más impresionantes. Son realmente grandes y se ven con facilidad. Inclusive existe un proyecto de universidades de Estados Unidos en el cual estos cocodrilos son estudiados así como el hábitat en el que se encuentran.

Volvemos a casa en donde platicamos acerca de la vuelta que hemos dado. Miguel y yo coincidimos en que el pueblo es un lugar perfecto para hacer un documental. Creo que si algún estudiante destacado en cine, se quiere aventar un buen proyecto puede irse a vivir 6 meses a La Manzanilla y podrá encontrar elementos muy interesantes entre la simbiosis que se da entre los extranjeros y los lugareños, y cómo es que esto le ha dado características muy peculiares al pueblo. Además la belleza del paisaje es suficiente como para que cualquier lente se enamore de ella.

Miguel sube a descansar y mientras yo me quedo con Araceli (Ary) y Pepe jugando dominó. Es el primer momento en el que empezamos a hablar los tres y a partir de ahí nos convertiremos en inseparables. Jugamos y platicamos por largo rato hasta que llegan los otros hermanos de Miguel, más Ceci, los chavos amigos de la familia y Andrés. Salimos a dar la vuelta de nuevo al pueblo y como se acerca la hora de comer vamos al restaurante de Jolanda, una holandesa que se especializa en hacer comida de prácticamente todo el mundo.

Jolanda es muy simpática y sonriente. Habla poco el español pero se le entiende fácilmente su inglés. La carta tiene nombres rarísimos y hay que pedirle explicación de qué es cada cosa. Al final, como dice el dicho: lo que no te mata te hace más fuerte, cada cual termina pidiendo algo distinto para que todos probemos de todo un poco. Ary y yo pedimos algo llamado Babi pangang, que es carne de puerco con especias de Indonesia. Jolanda dice que un amigo de allá se las envía directamente. Le pregunto cómo es que sabe de comida indonesia y me comenta que es porque ella vivió allá un tiempo ya que Indonesia fue colonia de Holanda, la cual era conocida como las Indias Orientales Holandesas.

La comida tarda en llegar pero la espera vale la pena. El sabor de todos los platillos es indescriptible pero extremadamente sabroso. Cada uno viene servido en una especie de plato de barro y junto a ellos viene un plato adicional con col, zanahoria y betabel. La mezcla de texturas y sabores es sublime. El que yo pedí, al ser probado tenía un sabor agridulce y cuando pasaba a la garganta se tornaba como un perfume. Absolutamente fabuloso.

Regresamos todos a casa a platicar. Ha llegado Javier de Vallarta quien me comenta que el concierto de Paul van Dyk fue increíble. Por lo que entendí parecía Sodoma y Gomorra de nuevo en la Tierra (solo alguien con mal gusto pudo haber destruido esas ciudades). A pesar de todo lo que me cuenta yo no cambiaría por nada lo que me ha tocado vivir apenas en ese día en La Manzanilla. Llega la noche y extrañamente ya todo mundo quiere cenar. Vamos a unos tacos de carne asada y adobada, donde también tardan mucho y el señor que atiende tiene tan mal genio que es capaz de aventarle a uno el cuchillo con el que corta. Quienes atienden a la clientela son sus hijas, pues es muy probable que nadie más pueda aguantarlo. De cualquier forma, los tacos no tienen pero aunque yo comí pocos porque ya andaba muy lleno después de lo que probé con Jolanda.

Ary propone que se organice una celebración alcohólica en la palapa de la azotea. Nos apuntamos Ceci, Pepe y yo. Ponemos música y yo me siento muy a gusto con ellos platicando y tomando cerveza. A pesar que había un buen número de caguamas, al final hubo que entrarle a una que estaba medio quemada y rematar con Bacardí. Me identifico con los tres, especialmente con Ary y Pepe. Por ser de más o menos mi edad terminamos coincidiendo de manera importante. Realmente me causa sorpresa el hecho de poder relacionarme con alguien tan pronto. Ceci y Ary se van a dormir temprano pero Pepe y yo nos quedamos platicando un rato más. Al final termino durmiendo en el mismo cuarto que Pepe y Ary y al día siguiente amaneceré con una muy buena cruda pero también comenzando con nuevos amigos.



miércoles, enero 07, 2004

Comentario del dí­a sobre un viaje inesperado (parte I): Para iniciar el año tenía pensado comenzar con una reseña sobre una película (pista: leer Éxodo 8:2) pero debido a los acontecimientos sucedidos dentro de mi viaje al Pacífico, la postergaré para contar mis aventuras.

Por un error en la página de internet de Primera Plus salí a una hora un tanto incómoda para ser dí­a 31 de diciembre. Contaba con salir de León a las 6:00 de la mañana para tomar el camión de las 10:00 AM a Melaque, pero cuando fui a comprar el boleto resulta que solo había a las 9:00 AM y a las 2 de la tarde. El de las 9 me era imposible alcanzarlo así­ que me tuve que echar prácticamente todo el fin de año viajando.

Es la primera vez que hacía ese viaje. Avanzando al occidente solo había llegado a San Juan de los Lagos, por lo que el camino a Guadalajara resultó nuevo para mí­. Por primera vez también, vi los campos de agave que en la región de los Altos producen unas plantas verde azuladas sembradas en tierra roja. Llegué a Guadalajara con el cielo encapotado aunque sin frío. Faltaba una hora para abordar el camión a Melaque y descansé un poco. A las 2, sale el autobús que se va por toda la parte externa de Guadalajara, la cual no es muy agraciada, toma la desviación a la carretera a Colima y de ahí llega a un entronque para seguir por la carretera Guadalajara - Barra de Navidad que es por donde yo seguiría.

El autobús pasa por varios pueblitos y lo más curioso es que en cada uno hay un depósito grande de Cervecería Corona. Todos se llaman conforme al pueblo por donde se pasa. Acá la cerveza que es predominante es la "Estrella". La carretera se encuentra construida a lo largo de algo que se podría denominar selva de hoja caduca. La vegetación es importante sin ser espesa pero toda es de color amarillento, probablemente por estar en la estación seca. Asimismo hay muchí­simos campos de maíz ya barbechados.

Antes de llegar a Autlán se tiene que bajar por una serie de cañadas por donde el paisaje empieza a cambiar de manera significativa. Aparece vegetación más verdosa pero a la vez muchas cactáceas. También reaparece el agave y hay gran cantidad de plantí­os a la entrada y salida de Autlán, sin embargo aquí es menos azul que en la autopista a Guadalajara y la tierra en la que está cultivada es de color ocre.

Autlán es un pueblo curioso. Al entrar a él, el nombre suena en la cabeza. Encuentro pronto mi respuesta: la avenida por la que se accede se llama Carlos Santana. Efectivamente es el lugar donde nació este músico mexicano que como muchos otros, ha tenido que emigrar a los Estados Unidos. Al salir de ahÃí continúan las cañadas que llevan a una reserva de la biósfera, en donde la vegetación parece ya más la de un bosque tropical. Los agaves desaparecen para dejar paso a la caña de azúcar que apenas va creciendo. El color verde que inunda la vista me recuerda a la carretera que va de Huatusco a Córdoba, en Veracruz. Inclusive, las curvas pronunciadas y frecuentes me rememoran ese camino.

El camión para en Las Huertas que es la cabecera del municipio donde pasaré los dí­as siguientes. Se siente el calor de la costa cerca. Nuevamente hay que pasar por las últimas cañadas antes de llegar a Melaque. A lo lejos se ve la luz del pueblo. Llegué cerca de las 7:30 PM y Miguel ya me estaba esperando, junto con una amiga de él: Ceci. Nos vamos los tres en el carro para recorrer los últimos 10 km antes de llegar a La Manzanilla, mi destino final.

Unas horas más temprano y habrí­a llegado para irme con Javier al concierto de Paul van Dyk en Vallarta. En cambio, llego a instalarme y dejar mis cosas. Me cambio de ropa a algo menos invernal y conozco a los hermanos de Miguel, a unos amigos de é que se iban a ir a Manzanillo, y a Pepe, amigo de Araceli hermana de Miguel. También veo a Andrés, un compañero del trabajo.

Salgo con Miguel a conocer el pueblo. Aunque ya es de noche me lleva a conocer el manglar donde habitan los caimanes, e incluso en la oscuridad pueden verse sus siluetas. Recorremos las calles de terracerí­a y noto que el lugar está inundado de extranjeros. Muchos de ellos tienen casas en el cerro que circunda al pueblo y desempeñan una actividad importante dentro de la vida de la comunidad. Han fundado un centro cultural, una galería de arte y algunos restaurantes. Uno de ellos construyó el quiosco de la plaza principal del pueblo. Es curioso ver en la plaza a niños hijos de gringos, jugar con los locales, así como a las chavas adolescentes rubias echar el ligue con los chicos morenos de las pandillas del pueblo.

Me impresiona el mar. El Pacífico y yo estamos frente a frente por primera vez (este viaje fue como una pérdida de la virginidad, hubo muchas primeras veces). Mis pies tocan el agua que a esa hora está un tanto fría. Se siente la brisa marina y se ven luces y fuegos a lo largo de la bahía. "Esta es la bahía de Tenacatita" me dice Miguel y señala al pueblo que da origen a su nombre. La bahía termina justo en el peñón que se levanta al borde de La Manzanilla. Las luces que se ven en la playa corresponden a los campamentos de Boca de Iguanas, así como al hotel de lo que antes era "Los Ángeles Locos". También se ven unas ruinas de algo que parece ser otro hotel. Miguel me confirma la idea: en 1995 un terremoto seguido de un tsunami devastó la zona y esa es una de las huellas que queda de esa destrucción.

Regresamos a la plaza del pueblo pasando antes por el restaurante de Martín. Por la decoración y la gran cantidad de extranjeros, pareciera que uno se encuentra en alguno de los grandes destinos de playa en México. Solo pasan unos segundos para salir de ahí y recordar el lugar en que me encuentro. La plaza está de fiesta y Miguel pide algo de comer. Yo prefiero observar y reconocer el pueblo, el hambre se me ha quitado después de tantas horas de viaje. Volvemos a su casa y nos subimos a platicar un rato.

A Miguel le da sueño a eso de las once y yo me bajo con su familia que ya está en la calle para tomar unas cervezas, platicar y esperar el año nuevo. También se encuentran Andrés, Pepe y algunos vecinos. Converso poco y bailo menos. Me siento raro pues es la primera vez (de nuevo) que paso el Año Nuevo sin mi familia, sin cena y sin doce uvas. Para mí, obsesivo ritualista, representa un golpe que me impacta de principio y asimilo luego con relativa facilidad. Me siento desterrado de esas costumbres pero a la vez liberado de las mismas imágenes de todos los años. Llegan las 12, empieza el 2004 y abrazo a los que tengo cerca (aunque no pueda recordar bien sus nombres) mientras estoy en una especie de trance. Una hora después subo a dormir. Me doy cuenta que lo que pase en estos días no es nada de lo que imaginé en un principio. Cierro los ojos y estoy a la expectativa del dí­a siguiente...

lunes, enero 05, 2004

Comentario del día sobre el regreso de un viaje inesperado: Ya estoy de vuelta. En los próximos días estaré publicando en el blog mis notas acerca del viaje maravilloso que me tocó realizar a La Manzanilla, Jalisco, a unos 10 km de Melaque. Fueron 5 días espléndidos, llenos de experiencias que me han levantado el ánimo. Regreso con mis amistades más firmes, y con otros nuevos amigos. Vuelvo con más paz y nuevos cuestionamientos acerca de mi trabajo, mis relaciones personales y el lugar en el que vivo. Retorno con rupturas conmigo mismo y el pasado. ¿Es posible que un viaje pueda impactar tanto?...ya lo estaré viendo y viviendo.