jueves, junio 30, 2005

Comentario del día sobre la semana de despedida: Y sí... seguimos al día siguiente en el Reforma tomando mucha cerveza y comiendo un poco de botana. Unos tacos deliciosos y picosos para hacer más aguantadora la jarra. Eso sí, la pachequez y la ebriedad me costaron dos días de llegada tarde al trabajo, pero ¿cuántas veces se puede despedir uno sin que sean suficientes? El que mucho se despide pocas ganas tiene de irse y en el fondo siempre queda algo que nos dice "hay que quedarse".

Siguiente día en la noche otra despedida. Adiós a casi 3 años de vivir juntos (sumando todos los períodos). Adiós que me hace pensar en el adiós que yo deberé dar tarde o temprano. Me cerraron Las Delicias (una de las mejores razones para no abandonar Monterrey) y hubo que conformarse con un pastel de chocolate más o menos bueno de supermercado fresoide. Vino tinto: Pinot Noir como en Sideways. Fotos para decir Whisky. Regresarás en enero pero te irás en marzo y es probable que de ahí no haya otra vuelta. Como a mí me encanta andar de nómada puede ser que ya no esté aquí para entonces, aunque por lo pronto mis intenciones sean quedarme quieto.

Ahora a mí me tocó quedarme. Ya pasó la primera mitad de 2005. A mí nada más me quedan dos opciones: o provoco la tormenta o ella me alcanza. Je ne sais pas...


martes, junio 28, 2005

Comentario del día sobre la semana de despedida:

Primer día de despedida:

1. Mota.
2. Cannabis.
3. Marihuas.
4. Carrujo.
5. Chubby.

Mañana nos despediremos ya más definitivamente. Hoy estuvo celestial. Demasiada tranquilidad.

domingo, junio 26, 2005

Comentario teibolero del día: El viernes en la noche fui a una despedida de soltero. No es la primera a la que asisto pero sí la primera en la que me quedo hasta que comienza el baile. ¿Qué como fui a dar yo a eso? Se puede decir que "relaciones de oficina". Hay que cultivarlas con eso del menguado aprecio que me tienen.

Obviamente como buena fiesta regiomontana fue una carne asada con cervezas. Obviamente iban a contratar a alguien para bailar y la odisea comenzó con cierto pasquín llamado Metro donde abundan anuncios con ese tipo de servicios. El que organizaba la fiesta se puso a llamar a varios de los empresarios (conocidos como padrotes) que regentean una industria al parecer fructífera. Los precios variaban entre 700 y 1200 y todos incluían 30 minutos de baile y 30 minutos de "relación", como en el argot del negocio se le denomina al trato carnal (por llamarlo de una manera culterana).

Como el presupuesto no era amplio se pidió el servicio económico de 700 (taxi incluido). Llegó la chava, le pusieron música de esas de arrabal del verano como la "Gasolina" y otras delicias. La proveedora del servicio se puso a bailar con el festejado y poco a poco empezó a volar la ropa. Él muy quitado de la pena la manoseó por donde pudo y luego la chava se siguió un ratito con los demás integrantes de la reunión.

Claro que a mí me tocó baile. La verdad la chava no estaba mal. Tenía una piel muy suave, poco frente pero buen trasero. Aproveché mis dos minutos de baile para tocarla un poco. Había que hacer el sacrificio. Las relaciones de oficina lo valen.

Después vinieron los 30 minutos de "relación". El festejado no quería tomarlos porque quería guardarse para su futura esposa. Se dice que el joven en cuestión (33 años) todavía sigue en territorio virgen. Así que dado que el protagonista se había hecho a un lado se pasó un método más rudimentario pero efectivo: la rifa. La ganó un tipo que ya traía ganas desde que la contrataron. Casado y con hijos pero aburrido del mismo plato con su esposa. Pasó el tiempo reglamentario y él y la chava salieron. El padrote llegó solo 10 minutos después a recogerla.

Eso sí, no faltó el que dijo que él no participaba (individuo originario de Piedras Negras), pero para lo que sí se apuntó fue para tomar fotografías a todo mundo. Cabe resaltar que todos los presentes tienen novia (menos yo, claro está) y que puede ser material incriminador. A mí obviamente intentan amenazarme pero la verdad es que me hacen un favor: si la distribuyen será parte de una táctica de "confunde al enemigo". Yo solo les doy la verdad que ellos quieren creer.

A ver cuándo me invitan para la siguiente reunión. Espero no salir ganón en la rifa porque si no tendré que preguntarle a la animadora qué crema se pone para tener la piel tan suave.

sábado, junio 25, 2005

Comentario onírico del día: Creo que no soy el único porque otras personas que conozco han tenido ese tipo de sueños. ¿De qué estoy hablando? De una serie de imágenes que aparecen en los momentos que uno duerme y hacen referencia a los sucesos del once de septiembre de 2001. Anoche se proyectaban dentro de mi cabeza, acompañadas de un viento devastante y esa viveza particular que poseen algunas pesadillas. Lo más curioso es que sucedían aquí en Monterrey y específicamente en ese lecho seco al que todavía se le llama río Santa Catarina.

Algo indeleble deben tener esas imágenes. Tal vez haya sido la manera en como este mundo mediático en el que vivimos las ha repetido. O pudo ser ese momento en el que muchos pudimos verlo en vivo sea por TV o estando ahí en uno de tantos momentos en los que la realidad vence a la ficción. No sé por qué, pero ahí siguen esos aviones ahora estrellándose en algún axón neuronal.

Hoy me despierto y leo La Jornada (como todos los días). Hay un artículo de Tariq Alí mencionando el tema llamado Carta a un joven musulmán. Los aviones también chocan en las cabezas de muchos más de los que había imaginado.

miércoles, junio 22, 2005

Comentario con cansancio del día de hoy: El problema de ver 5 películas esta semana es que no me da tiempo de comentarlas todas. Debo decir que cada una me ha gustado lo suficiente como para explayarme al menos un par de párrafos. Nada más que ahora quiero dormir.

Mucha agitación en puerta. Mi vida en Monterrey esta a punto de cambiar grandemente, al menos de la manera como la he conocido en prácticamente todo el tiempo que he vivido aquí. Y eso me hace pensar en el dicho de "cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar".

Solo 18 meses más... por mi propio bien.

domingo, junio 19, 2005

Comentario misceláneo del día:

- Mi estómago y mi ser completo sufre. Me fui a una fiesta en uno de los botes de la Presa de la Boca. Ustedes completen el resto. La cruda realidad no deja de atacarme. Eso sí, el paseo estuvo excelente.

- Vi Batman Begins. Contrariamente a lo que se pudiera pensar, la película funciona. Ya daré detalles en la semana.

- Novena película de Bergman en mi lista: Scener ur ett äktenskap (Escenas de un matrimonio). Ya tengo listo el cierre. También detalles próximamente.

- Casa de la Cultura, 7:30 PM el martes en el cineclub: L'atalante de Jean Vigo. Si pueden ir no lo piensen dos veces.

- Me dan ganas de reportarme enfermo al trabajo mañana. No sería completamente falso el pretexto. A ver cómo amanezco.

jueves, junio 16, 2005

Comentario del día sobre columnas gastronómicas: ¿Perteneces a la extraña clase de personas que lee las columnas en un periódico?, si es así, ¿no te has aburrido ya de la vida familiar de Germán Dehesa?, ¿tienes pesadillas creyendo que Carolina López (todo un deleite los sábados en El norte) reactivará la Inquisición con ayuda de Ratzinger?, ¿haces quinielas para adivinar qué chiste repetirá Catón? Si es así cámbiale de canal y aprovechando que La Jornada sigue siendo gratis, date una vuelta los jueves a la columna más deliciosa gastronómica y literariamente hablando que se publica en el país: Antrobiótica.

Escrita por Alonso Ruvalcaba, Antrobiótica es paseo por la cocina, la bebida y placeres similares. Hay recomendaciones tan variadas como el guisado más exótico que te puedas encontrar en un restaurante perdido en Mallorca, vinos que si alguna vez en la vida logras probar considérate dichoso hasta platillos tan mundanos como una Burger King o el jocho que te vende el carrito de la esquina. En Antrobiotica no hay pierde: hasta en la comida más sencilla, como unas Ritz con manchego se puede disfrutar de un manjar irresistible.

Lo mejor este año ha sido la lista de las 52 cosas que hay que comer, beber o amar en esta vida. Publicadas a partir del 24 de marzo hasta el 12 de mayo con un pequeño epílogo aparecido el 9 de junio sintetizan esos pequeños placeres que uno no debe pasar de lado. Para resaltarse está esa narración que es suficiente para despertar el hambre o picar la curiosidad por probar cada uno de los elementos que componen el recuento. Si Ruvalcaba disfruta lo que come de la manera cómo lo transmite con su escritura, ha de vivir en éxtasis palatal.

La de hoy es un homenaje al Ulysses de Joyce en ambiente plenamente irlandés. Una visita a los pubs, un poco de U2 y algo de Guinness se conjuntan para imaginarse en Dublín en pleno asalto de gula.

Ya me dio hambre.

Comentario obsesivo del día: Tal y como Lars lo había anunciado Wasington o Washington última parte de su trilogía quedará postergada hasta 2007 (lo cual implicará un estreno en México en 2009 probablemente... espero ya no estar aquí para entonces) por razones variadas. En un foro de internet se decía que por cuestiones financieras, pero Lars declaró en Cannes que no se sentía lo suficientemente maduro como para filmarla ya. Sea por una o por otra cosa ya se anunció esa especie de entremés que mediará entre una película y otra y que en una primera traducción al español se llamará Jefe para Todo. Desconozco si es la cinta sobre el Anticristo que parecía iba a filmar pero lo que sí es seguro es que será totalmente Dogma 95 (¿qué película de Lars no es en cierto sentido Dogma desde Breaking the waves?) y con elenco completamente danés, algo que no hacía desde Idioterne. Se filma este año.

Sobre Was(h)ington solamente rumores: Nicole parece que volverá a ser Grace (tanto ella como Lars han estado haciendo comentarios en el sentido de volver a filmar juntos), la acción de la cinta sucederá a inicios de los cuarentas en la capital americana pero habrá nada más 7 personajes en escena. La nota intrigante es que el narrador aparecerá a cuadro y sobre todo, se conocerá el destino final de Grace. También se dice que será una comedia. A mí Dogville me pareció cómica y por lo que he leído Manderlay también destila ese humor altamente corrosivo marca von Trier.

Habrá que esperar mucho tiempo para el resultado. Tal vez no tanto si se le compara con esa historia acerca de Dimension, esa película que Lars filma con Udo Kier y que será terminado de rodar en 2027. Incluso corren rumores de que no importa si alguno muere pues ya hay instrucciones detalladas para que la filmación se termine de una forma u otra. Lars tendrá poco más de 70 años para ese entonces. Yo por mientras lo tendré como buena razón para seguir viviendo de aquí a los cincuenta, aunque el tiempo pase y pese.

lunes, junio 13, 2005

Comentario del día sobre el inexorable aplastamiento del tiempo: Ayer con dos amigos contemporáneos logramos sacar una definición en dos partes de lo que significa tener veinticinco años. Sobra decir que hemos estado viviendo experiencias más o menos similares:

"Cuando llegas a los veinticinco te das cuenta que tu perfecta madurez es una total inmadurez".

"Los veinticinco: la edad en la que no vas para atrás, ni para adelante".

¿Alguien quiere cooperar con algo más?

Comentario obsesivo del día: En El Mundo hay una sección de blogs que son como una suerte de columna alternativa a los contenidos del periódico. Obviamente hay uno dedicado a temas de cine llamado Blog James Blog. El autor es un fiel devoto del culto a Lars. Tuvo la dicha de ver Manderlay en Cannes y no pudo más que rendirse ante ella. El resultado de su éxtasis tiene el título de Oda al danés errante.

Comentario misceláneo del día:

- Dolor en la base del cráneo, probablemente entre el atlas y el axis. Muy fuerte, el Advil apenas y me lo calma. Dormiré para ver si se me quita.

- Recomendación de la semana: El perro de Carlos Sorin. Historia mínima que se pierde en el infinito horizonte patagónico.

- No fui al tributo de Radiohead. Será para la próxima.

- X & Y zumbándome en la cabeza. Coldplay pasa de la melancolía a la euforia. Olvídense del piano, bienvenidas las cuerdas que retumban en cada melodía. Martin en lo más alto de su agudo, tal y como canta en vivo. Talk con fondo computerlovescokraftwerkiano es como un huracán. Fix you... please Coldplay fix me.

- Tengo ganas de un Chardonnay. Se me antoja el de Casa Madero.

- Vi otra de Bergman. Tystnaden (El silencio) tiene el final más crudo que le he visto hacer a Ingmar. Me faltan dos para completar mi objetivo de ver diez películas de él.

- Voten por Caballo Negro. Detalles en su página.

- Mañana es lunes. ¿Debo decir algo más?

miércoles, junio 08, 2005

Comentario del día sobre tiras cómicas: Robándole el nicho de mercado a la recién resucitada página de Siobhan, me permito sugerir tres tiras cómicas que se publican en la red y a las que me he hecho adicto:

- Dilbert. Cualquier persona que trabaje en una oficina donde su actividad se relacione con cuestiones de ingeniería, informática o manufactura reconocerá a su jefe, sus compañeros de trabajo e incluso a él mismo en Dilbert. Retrato sarcástico de la cotidianeidad laboral, en Dilbert aparece el jefe que no sabemos cómo llegó a ese puesto siendo un perfecto idiota, o el siempre compasivo gerente de recursos humanos que solo busca la manera de obtener más a costa de pagar menos. No falta la crítica a reglamentos insulsos (que en todos los trabajos hay) o a proyectos que pareciera deberían ser terminados por arte de magia. Si estás a punto de graduarte o acabas de salir, es una buena guía para despertar al mundo real. Si ya estás trabajando desde hace rato, ya sabrás de lo que hablo.

- PHDcomics. Si decidiste no entrar al maravilloso ambiente laboral y en cambio sigues la senda de la irrealidad de un posgrado, entonces PHDcomics es para ti. Un grupo de estudiantes de doctorado se debaten entre obtener su título o tener un poco de vida. Sus problemas típicos son cómo responder si les rechazan una publicación, motivarse lo suficiente para avanzar lo mínimo en sus proyectos o tratar de tener comunicación con sus asesores que por lo general están ocupados en mil tareas más edificantes. Recomiendo leer las gráficas de productividad del graduado a la semana, la parodia de The Matrix y las reglas de etiqueta.

- Caballo Negro. Un blog que se publica en tira cómica y que tiene una legión de adictos. Es increíble que con unos cuantos personajes que varían muy poco sus expresiones y perfiles de tira a tira se haga una serie tan divertida. El secreto: la irreverencia y el descaro total acerca de sus costumbres sexuales. El personaje que da título a la página es un animal que vive en un mundo donde todos quieren coger o ser cogidos, y que además es el objeto carnal de quien es el alma de esta tira: Isabel. Me he doblado de la risa con todas las ocurrencias de ella. Mis favoritas: la tira número 14 y las que ocurren en la orgía. Actualmente Caballo Negro se encuentra en receso pero las 100 entregas que constituyen su primera temporada son antológicas.

Que pasen un buen rato.

lunes, junio 06, 2005

Comentario cinematográfico del día: Ya para estas alturas, todo aquel que estaba decidido a ver el tercer episodio de Star Wars habrá asistido ya al cine. Probablemente la mayoría de los fans han de haber salido encantados diciendo frases que he oído y leído hasta el cansancio: "Lucas se redimió", "se cerró magníficamente la historia", "la película regresa a la serie a sus buenos tiempos" y otro racimo más o menos similar de expresiones estándar. Antes que el club de admiradores de Lucas se lance a quemarme en leña verde o que empiecen las invectivas diciendo "si no lo hace Lars, entonces a ti no te gusta", debo hacer una confesión: yo también soy fan.

No, no me he vuelto loco. The return of the Jedi (El regreso del Jedi) fue una de las primeras películas que vi. Tal vez haya sido a mediados de 1984 ya que las películas tardaban meses (aquellos tiempos donde no existía piratería) en llegar a pesar del éxito que suscitaran en Estados Unidos. Recuerdo haberla visto en su versión original subtitulada (no como ahora que hay versión doblada para infantes incapaces de leer y poner atención) y salí fascinado. Mis padres me compraron gran parte de la parafernalia existente en aquellos tiempos: un R2D2 en miniatura, unas naves de combate, una espada "láser" y la joya de la corona... el juego de Atari donde al final había que destruir a la Estrella de la Muerte mientras llovían naves tratándolo de impedir.

Pasaron los años y vi las otras dos películas probablemente en alguna matineé del cinema Pepe y en ocasiones, las versiones dobladas al castellano que pasaban en el 4+ con diálogos antológicos de Darth Vader diciendo: "Hay que capturar a ese chaval de Luc Escaiguoquer". Luego asistí a los reestrenos a finales de los noventas y ya en Monterrey me tocó asistir al Episode 1. Creo que Star Wars en su trilogía original constituye un acontecimiento en lo que se ha dado por llamar "cultura de masas" y sus personajes, pésele a quien le pese, son parte ya de la memoria colectiva.

Ahora, el problema es cuando se intentan revivir glorias pasadas. Episode 1 me pareció aceptable y con una que otra secuencia memorable a pesar de Jar Jar Binks. La segunda entrega me resultó perfectamente olvidable y con secuencias abaratadas de otras películas, especialmente aquella copia burda del circo romano. Dados estos antecedentes mis expectativas sobre la tercera eran bajas... y así se quedaron o incluso se hundieron más al terminar The revenge of the Sith.

Fallo (casi) total: la historia es pueril. El motivo que precipita la caída del mundo hasta el momento conocido es un simple berrinche del personaje de Anakin. Además de esto las actuaciones en su mayoría son planas. Tiene razón García Tsao en La Jornada del 3 de junio cuando dice que Hayden Christensen despliega el mismo rango de emociones que las del adolescente al que su papá le niega el carro. Lucas, sin embargo, hace una apuesta segura: si el público apenas hace un año se tragó la figura del Berrinche en Kill Shit, perdón Kill Bill ("sorry, I overreacted"), ¿por qué no habría de hacerlo de nuevo? Al parecer su apuesta ha funcionado.

No hay química en la pareja protagónica. Natalie Portman y su "amado" Vader exudan tanta emoción y pasión como la que a mí me produce un juego de Tigres vs Monterrey. Anakin se traga todo el discurso de Palpatine en los escasos minutos que dura la escena en la que le promete la salvación de su amada. ¿No se supone que idolatraba a su maestro Obi-Wan, para cambiarlo en instantes por ese tipo? Todo lo que el personaje se supone "creció" en los capítulos anteriores, en cuestión de segundos se cae.

Si tal es la "fuerza del lado oscuro" la verdad es que los Jedi tenían más que merecido desaparecer y morirse. Podían sentir la Fuerza en una persona, pero en los años que pasan en el tiempo de las cintas nunca se dieron cuenta que Palpatine era Darth Sidious y en este último ni parpadearon para detectar la megaconspiración que se estaba tramando. Si todavía alguien se sigue tragando el cuento de la "desesperación" de Anakin (retratada patéticamente en esa secuencia donde él y Padmé ven a la ventana hacia horizontes distintos), le sugiero vuelva a releer lo que he escrito.

Lo que termina por madrear al filme es su intención por dar un discurso político. Utilizando frases de Bush Jr. (ejemplo magnífico de la retórica posmoderna), Lucas nos dice que esa manera de pensar está mal y es de Siths (¡¡¡uohhhhhh!!!!!, nada más le faltó Condoleeza como Darth Teethlarge) y cuando Palpatine se vuelve emperador y todo mundo le aplaude frenético introduce la frase de "con un aplauso se termina la democracia". Vaya ni Michael Moore con todo su arsenal mediático podía haber construido un momento tan memorablemente estúpido. La diferencia es que lo que en Moore es sarcasmo, en Lucas se dice con toda seriedad y parsimonia.

Probablemente lo más rescatable sea Palpatine. Uno de los personajes más influyentes, pero a la vez, más ocultos de la primera trilogía aquí tiene sus quince minutos de gloria. Ian McDiarmid es lo más decente de todo el reparto y su actuación es la más creíble. Igualmente está ese momento único y por el que la película no merecería ser quemada hasta el último negativo: Darth Vader apareciendo tal y como lo conocimos hace veinte años, con esa respiración asmática y esa voz de James Earl Jones que redondeaba el cuadro enigmático (destruido en este episodio) formado alrededor del personaje.

George Lucas intentó revivir los recuerdos de la infancia del grueso del público que fuimos a ver esta segunda trilogía. Sin embargo no logró comprender esa famosa frase de "no son lo mismo los Tres Mosqueteros que Veinte años después". Tal vez nosotros, el público, nos hemos resistido a ver que ya crecimos y que el mundo no es el mismo. Tal vez por eso deseamos (y algunos lo creyeron) que el cierre de Star Wars implicaba una redención en términos de historia y dirección de Lucas. Lo cierto es que no fue así. Buen favor nos haríamos con entenderlo.

jueves, junio 02, 2005

Comentario del día sobre invitaciones: Black Star me ha pasado un cuestionario que ya lo he visto en otros blogs. Extrañamente se llama baton y todavía no entiendo por qué. Quiero imaginarme que es como una especie de vara (o sea bâton en francés) que se pasa de mano en mano. O tal vez solo desvarío y no quiere decir nada en lo absoluto.

Aquí van mis respuestas:

1. ¿Qué canción estoy escuchando en este momento?
R= Talk de Coldplay. Una de las canciones del nuevo disco. Fenomenal, obviamente.

2. ¿Cuánta música tengo en la compu?
R= Según iTunes en las distintas medidas que da, poseo 297 canciones almacenadas en 1.23 GB y que tocadas continuamente representarían 20 horas, 7 minutos y 48 segundos. Tendría todavía más pero me da cierto remordimiento de conciencia (diga no a la piratería) y voy borrando las canciones de los discos que voy comprando.

3. Último disco que compré.
R= Hot Fuss de The Killers. Muy buen disco debut con canciones fácilmente distinguibles unas de otras y suficientemente interesante como para seguirlo escuchando sin aburrirse en una semana.

4. Cinco canciones que escucho y que significan mucho para mí.
R= Acabo de escribir 25 canciones que significan mucho para mí hace un mes. Si tuviera que escoger 5 me quedaría con El siete de septiembre, Clocks, Drowned world (Substitute for love), Karma Police y One.

5. ¿A quién le paso la invitación?
R= Nadie en particular, los blogueros que quieran hacerlo no tardarán en contestarlo o alguien me lo enviará de nuevo por e-mail. Por respuestas no paramos.