viernes, marzo 31, 2006

Senadores que votaron a favor de la Ley Televisa

Hoy salió publicada en la página del Senado la votación de los senadores que estuvieron en la sesión del 30 de marzo donde se hicieron modificaciones a las leyes referentes al radio, televisión y telecomunicaciones. Conocida ampliamente como Ley Televisa, le da más al que de por sí ya tenía y reconoce de facto la propiedad de las empresas mayoritarias del medio sobre un bien nacional. Mencionaré a los personajes que votaron a favor y que ya sea por el lugar donde vivo, donde nací ó donde voté en la elección pasada no merecen nombrarse como mis representantes. Al contrario, no tienen cara para poder llamarse portavoces de sus votantes:

- Rigoberto González González (PAN), quien ocupa su espacio en el Senado por Nuevo León ya que Adalberto Madero pidió licencia para contender por la alcaldía de Monterrey.
- Fernando Margáin Berlanga (PAN), quien pretende ser el alcalde de San Pedro el próximo trienio.
- Rubén Zarazúa Rocha (PRI), quien también cubre una vacante dejada por Ricardo Canavati, senador, alcalde de Monterrey con licencia, candidato a diputado más lo que se acumule antes del 2 de julio.
- Lydia Madero García (PAN), originaria de Monterrey quien ocupa una senaduría por vía plurinominal por lo que nunca tuvo que ser votada para alcanzar su escaño sino que solo se dedicó a esperar entre el tiempo que su partido la puso en la lista y la elección.
- Carlos Chaurand Arzate (PRI), senador por Guanajuato de primera minoría. No sé si esté buscando algún cargo público próximamente.
- Susana Stephenson Pérez (PAN), senadora por Guanajuato quien suple a Juan Manual Oliva actual candidato del PAN al gobierno de ese estado.
- Silvia Asunción Domínguez López (PAN), senadora por Veracruz quien está en lugar de Fidel Herrera, actual gobernador del Estado.
- Gerardo Buganza Salmerón (PAN), senador por Veracruz quien perdió en su intento por hacerse de la gubernatura... y espero de cualquier otro cargo público.

No puedo dejar de hacer un reconocimiento a la conducta finisima, ejemplar y absolutamente admirable del eminentísimo senador Diego Fernández de Cevallos ayer en la cámara. Senador, es usted un premio para este país. Perdone a las masas iracundas por haber roto su saco carísimo fruto de su trabajo por el bien de México y su rentable despacho jurídico. De veras senador Fernández, no nos lo merecemos.

Ahhh, y por último...¿cómo votó Luisa María Calderón?... Votó por el sí. Probablemente la preocupación de ya no ver a su hermano en los comerciales del noticiero de Joaquín López Dóriga le afectó. No tiene más de qué preocuparse: Felipe volverá en espacio estelar.

La lista completa aquí para seguir recortando a gusto donde las televisoras (todavía) no nos alcanzan.

jueves, marzo 30, 2006

La infamia en el Senado: Ley Televisa

Rara vez utilizo mi blog para expresar puntos de vista políticos. En primera, porque es un asunto con el que se me revuelve el estómago. Segunda, porque no es algo de lo que me interese escribir en este espacio. Sin embargo en estos momentos para mí es inevitable hacerlo dados los últimos acontecimientos en el Senado de este país.

Me refiero a la aprobación de la Ley de Radio y Televisión y la Ley de Telecomunicaciones que implica dar condiciones ventajosas a las empresas que ya son dominantes y olvida la función social de los medios electrónicos, dejando en el limbo al sector público, a las radios y televisoras comunitarias y que deja un bien nacional a la voluntad del mejor postor. En lugar de aprovechar los avances tecnológicos para diversificar la oferta en medios se repartió el pastel entre los que ya tenían la mayor rebanada.

¿Qué aspectos han sido los más polémicos en estas nuevas leyes? Nunca antes había sintonizado un debate parlamentario pero esta ocasión resultó ser una experiencia interesante. Quienes argumentan a favor coincidían en estos avances:
- El Presidente ya no podrá dar a discrecionalidad concesiones.
- Se actualiza una ley que tenía más de cuarenta años de no ser revisada.
- Curiosamente, también coincidían en que la propuesta no era la mejor posible pero comparada con la ley anterior significaba un adelanto.

Las posiciones en contra argumentaban lo siguiente:
- Al conceder en subasta pública nuevas concesiones se cerraba el paso para empresas pequeñas o locales puesto que, de facto, quienes tienen la mayor parte del mercado podían ofertar más por su posición dominante.
- La manera en como se refrendan las concesiones dejando virtualmente en la eternidad el uso y aprovechamiento de estas ya que solo podían ser revisadas cada 20 años y con preferencia al tenedor de éstas.
- El nombramiento de los integrantes de la nueva Comisión de Telecomunicaciones que sería hecha en este gobierno por iniciativa del Presidente y quienes durarían en su encargo 8 años, limitando el margen de maniobra del siguiente gobierno en este aspecto.
- La inconveniencia de aprobar esta ley en el período electoral, recomendando se postergara a la integración de un nuevo Congreso.

¿Cuál es la urgencia de aprobar una ley tan polémica y que requiere mayor discusión en estos momentos? Las especulaciones están a la orden del día: que si es para apuntalar a los candidatos que van abajo en las preferencias, que si significa el reconocimiento del poder fáctico que representa el duopolio televisivo, que si las televisoras que implican uno de los negocios más rentables en este país se están "blindando" ante un nuevo gobierno que les pudiera ser adverso y de ahí un largo etcétera. En realidad tanta premura huele mal, y apesta todavía peor cuando se ve a Emilio Gamboa y a Diego Fernández como principales promotores de esta ley.

Por eso no dejan de ser admirables las actitudes de los senadores Dulce María Sauri, Javier Corral, Felipe de Jesús Vicencio y César Ojeda quienes defendieron en la tribuna la posición en contra. Todavía no está publicada la lista de cómo votó cada uno de quienes se dicen nuestros representantes, pero tan pronto esté disponible colocaré una liga. Quienes votaron a favor no merecen volver a pararse en una tribuna para decir que ellos personifican la voluntad y el interés de sus votantes. Al contrario, son la materialización del asco, de la podredumbre, de las cloacas putrefactas que manejan este país y que viven a costa del trabajo y el esfuerzo del resto de la población.

Así fue el resultado final de infamia cometida el día de hoy:
80 votos a favor
41 votos en contra
4 abstenciones

lunes, marzo 27, 2006

Lista antes de dormir

1. Vale la pena quedarse al término de la programación del 5 para ver "The associates". Sobre todo cuando es un capítulo que no he visto. Y si es repetido no importa... la serie me gusta mucho. Lo malo es levantarse a las 6 am para ir al trabajo.

2. No había probado champiñones asados sobre una parrilla al carbón. Mon Dieu, ¿qué había estado haciendo todos estos años en Monterrey capital de todo aquello donde se conjugue el verbo asar?

3. Mañana me dicen si me ascienden y si me suben el salario. Hasta el momento solo han habido rumores favorables, pero prefiero no hacerme muchas ilusiones.

4. Muchas despedidas últimamente: adioses virtuales a Dresdy y Alex. Ya no podré seguirlos leyendo con frecuencia pero confío que sus motivos hayan sido los mejores para ellos. También una despedida real de esas que solo empiezan a sentirse cuando los días pasan. Sé que es para bien.

5. Sobre las despedidas, una película: Un dimanche a la campagne (Un domingo en el campo, Tavernier 1984). Una escena de domingo se transforma en el relato de un adiós que se posterga más allá del final de la cinta. El narrador nos cuenta aquello que la película alcanza a esbozar creando un plano alterno a la acción en pantalla. Se concentra en lo que no vemos, en las despedidas que se sucederán y que son inminentes. ¿Qué es lo que pasa entre ese llegar y el irse? En una tarde se condensa una vida, un recuerdo de lo que ya fue y quisiera recobrarse solo por un instante. Tal como esos cuadros impresionistas que inundan la pantalla y que se transforman en las imágenes del filme.

martes, marzo 21, 2006

Juárez y los nunca festejados

No me uniré a la celebración por los 200 años del natalicio de Benito Juárez. A diferencia de mucha gente yo no disfruté de puente por lo que ésta será una semana común y corriente para mí. Dejando de lado las lamentaciones, Juárez no me parece la figura máxima que era objeto de cuasiadoración en las clases de historia de la primaria y secundaria. Aprovecho este día para recordar a los personajes vedados de la memoria nacional:

  1. Agustín de Iturbide: A diferencia de lo que el imaginario colectivo cree, no es a Miguel Hidalgo a quien debemos la independencia sino a Iturbide quien a la postre se convertiría en emperador de México. Como aquí hemos sido alérgicos a la realeza (solo de dientes para fuera) preferimos conmemorar el 16 de septiembre en lugar del 27. Sin embargo sin Iturbide, Guerrero hubiera seguido perdido en la sierra del estado que llevaría su nombre y ahí se hubiera muerto sin pena ni gloria.
  2. Lucas Alamán: En este país como creemos que se nos apareció la Virgen suponemos que la Providencia nos debería dar todo. Alamán era un poco más realista y estaba convencido que la inversión y la industrialización del país representaban la clave para su desarrollo. Durante su vida se dedicó a la creación de bancos y cajas de fomento pero desgraciadamente sus ideas no encontraron eco y seguimos esperando que Dios, la Virgen o el gobierno nos resuelvan la vida.
  3. Maximiliano de Habsburgo: Si los chilangos idolatran al Peje porque les construyó sus segundos pisos deberían entonces hacerle un monumento a Maximiliano ya que él tuvo la visión de iniciar la construcción del Paseo de la Reforma y la avenida de los Insurgentes. Huellas indelebles del tejido urbano de la ciudad de México, a pesar del tiempo siguen siendo los ejes principales de la vida en la capital.
  4. Porfirio Díaz: En México hubo un tiempo que el servicio de ferrocarril era tan puntual como el de Alemania o que el servicio de correos no le pedía nada al de Japón o de Inglaterra en la actualidad. De igual manera las obras de ingeniería construidas en el Porfiriato han perdurado a lo largo de los siglos. Lo peor es que lo vinieron a quitar para poner una clase dominante igual o peor que la de finales del siglo XIX. ¡Qué tiempos aquellos los de Don Porfirio!

domingo, marzo 12, 2006

Nuovo cinema Regiomontano

Platicando hace unos días con Issa, responsable de We shall be free, me había comentado si podía ayudarle con la información de los cineclubes que hay en Monterrey. Dedicada la mayor parte del tiempo a publicar información sobre tocadas de bandas locales, a veces notificaba sobre funciones de cine en algunos cineclubes. Gracias a ella me enteré del ciclo de John Waters y cuando tengo duda sobre eventos en la ciudad es la mejor referencia. Incluso en El Norte, Xardiel Padilla ha mencionado su blog como fuente de información.

Después de negociaciones sobre la fecha y frecuencia de publicación quedamos que entre sábado y lunes colocaría todo el barrido de cineclubes. Esta semana empecé y la intención es dar a conocer el catálogo más extenso de funciones gratuitas o de bajo costo entre el público cinéfilo regiomontano. Issa no me creía que todos los días se podía encontrar proyección en algún cineclub pero la cartelera de esta semana no deja lugar a dudas.

Espero la información sea de utilidad y si saben de algún cineclub escondido pasen los datos.

miércoles, marzo 08, 2006

Miscelánea

1. Mi afición por el cine empieza a dar frutos. Gané 4 boletos gratis en el Reto Cinépolis. Ayer me llegó un mail pidiéndome mis datos y hoy aparecí en la lista de ganadores. No estuvo mal para haber acertado 10 de 15 nominaciones. Espero que me digan pronto cómo cobrarlos.

2. Hoy me llegó mi visa. Después de 3 intentos fallidos, aplicar en la Embajada y 2 consulados distintos ahora la pude conseguir y ya la tengo en mi poder. Ya puedo entrar y salir de los Estados Unidos hasta el 2016 lo cual me produce mixed feelings.

3. Agradezco a Regioblogs donde consideraron mi comentario sobre Brokeback mountain dentro de los temas del Rondín Regio #3. Un saludo para los que hacen posible este blog de blogueros.

4. Más sobre Brokeback mountain: la crítica de Carlos Bonfil en La Jornada del domingo 5 de marzo. Al leerla coincidí con Bonfil sobre el paralelismo de In the mood for love (Deseando amar, Wong 2000) y la cinta de Lee, especialmente en la escena final. Para leerla hay que dar click aquí.

5. Esta semana he empezado a bajarle el ritmo al cine: solo 3 películas contra las 6 o 7 que me estaba echando. Sin embargo mañana Primer de Shane Carruth en el Auditorio de las ex Aulas V ahora Elefante Blanco, perdón, Centro de Biotecnología en el Tec de Monterrey 9 PM.

6. También el viernes misma hora en Aulas V Il vangelo secondo Matteo (El evangelio según San Mateo, Pasolini 1964). El sábado en La Caldera (Washington 947 entre Diego de Montemayor y Platón Sánchez, ahí por La Pirámide) se exhibirá Wild at heart (Salvaje de corazón, Lynch 1990) única película de Lynch que me falta ver de un ciclo de 4 que se estará exhibiendo ahí.

7. Veré a Depeche Mode en México. La razón: la boda del año en Veracruz es el 6 de mayo y ellos se presentan en el DF el 5 y en Monterrey el 7. Para llegar al concierto de Monterrey debería irme de Veracruz a las 8 de la mañana del 7 por lo que me la pasaría en vivo después de la fiesta. Mejor me voy el 6 en la mañana al DF, allá me encuentro con unos amigos, me quedo a dormir en casa de mis tíos quienes irán a la boda y por lo tanto me ahorraré el pasaje a Veracruz y asunto arreglado. Aprovecho para quedarme el lunes 8 e ir a Xalapa. Me regreso en la noche en el vuelo de bajo precio Veracruz - Monterrey y así me doy unas minivacaciones que servirán de conmemoración por mis recién cumplidos 26 años el día 3 de mayo. De veras que si lo hubiera planeado con mayor anticipación no podría haber salido tan perfecto.

lunes, marzo 06, 2006

Plagio: Blogeo...luego existo

El domingo por la tarde mientras revisaba mi escasa popularidad según el dios Technorati, me di cuenta de había un blog desconocido para mí y que me había ligado. Acudí al blog en cuestión y al post específico en el que se citaba este espacio inconstante y empecé a notar un aire de familiaridad en lo que estaba leyendo. Justamente el último post del blog Blogeo... luego existo, publicado el 30 de enero de este año resultaba ser casi el mismo que el escrito por Herr Boigen el 16 de diciembre del 2005.

Ambos posts comparten el mismo título: "Sobre la condición gay", y solo poseen variaciones mínimas que el plagiario quien firma como "El Doc" (e-mail: dr.hugodeleon@gmail.com) utiliza para "personalizar" un poco el post. Desgraciadamente lo hace de una manera burda pues conserva varias frases y marcas específicas de Boigen que un maquillaje superficial no logra ocultar.

Si le gustó el post original no le costaba nada poner un "Me encontré esto escrito por Herr Boigen y me gustaría compartirlo..." y ya de ahí seguirse con el copy paste. Ciertamente ese blog se ve que tiene tiempo sin ser actualizado pues el post anterior al del plagio se publicó en agosto. Cada quien sabe cuándo y cómo escribe y si cierra, deja morir o revive su blog de acuerdo a su estado de ánimo.

En aras de esa libertad todo mundo puede de expresarse de la manera que mejor le venga en gana en su espacio personal. Esta libertad implica que así como el blog de Boigen, el mío o el de la mayoría de la gente que se dedica a esto se escribe sin ningún ánimo más que el de mero entretenimiento. Y también esa libertad merece respeto, lo cual excluye al plagio sobre todo a éste realizado de una manera tan evidente y barata.

Más allá de las leyes, licencias y protecciones al autor debe estar la conciencia y honestidad de todo el que escribe. Todos somos responsables por lo que escribimos. Si alguien plagia, siempre habrá un humilde weblog, un potente Google o un Technorati omnisciente. En internet a estas alturas todo se sabe.

domingo, marzo 05, 2006

Oscar hoy

Como no tengo mucho tiempo para abundar en mis favoritos para las categorías principales del Oscar (estoy a punto de ver Lulu de Pabst en el Centro Cultural Alemán, 5 PM), solo pondré la lista con algún comentario pequeño de quién ganará y a mí quién me gustaría fuera el agraciado. Este año sí tengo ganas de ver la premiación que todo apunta irá en favor de Brokeback mountain.

Mejor película
Brokeback mountain. Obviamente la favorita, Ang Lee nos regaló una cinta honesta e incluso anticlimática sobre las fronteras de aquello que llamamos amor. También es mi apuesta.
Capote
Crash
Good night and good luck
Munich


Mejor director
Ang Lee. No hay más que decir, Ang Lee así como sus colegas de los años cuarenta y cincuenta que llegaron a Hollywood para hacer el cine que en sus países no podían realizar (Wilder, Kazan, Lang, Zinnemann), vuelve a dar un aliento de diferencia a lo que la industria nos tiene acostumbrados.
Bennett Miller
Paul Haggis
George Clooney
Steven Spielberg

Mejor actor
Phillip Seymour Hoffmann. Una actuación tan meticulosa y consistente que sostiene a toda la película no podría quedar sin premiar. Espero que hoy se reconozca a uno de los mejores actores del cine norteamericano, pero curiosamente poca atención se ha tenido hacia él anteriormente.
Heath Ledger
Terence Howard
George Clooney
David Strathairn

Mejor actriz
Reese Witherspoon. Si Hollywood de tiempo en tiempo debe renovar sus estrellas, esta mujer es una de las que más futuro tienen y también de las más conocidas por el público. Su June Carter es lo más rescatable del mamotreto ese llamado Walk the line.
Felicity Huffmann
Charlize Theron
Keira Knightley
Judi Dench

Mejor actor de reparto
George Clooney. De las tres categorías en las que está nominado ésta es en la que cuenta con mayores posibilidades. Su actuación en Syriana es muy buena, pero creo que en esta lista hay mejores. Será el ganador con altas probabilidades
Matt Dillon. Para mí es el que debería ganar. Su personaje en Crash es de los mejor delineados y actuados.
Jake Gyllenhaal
Paul Giamatti
William Hurt

Mejor actriz de reparto
Rachel Weisz. Pudiera ganar pues es también una de los nuevos rostros en Hollywood que ha logrado reconocimiento y su actuación en The constant gardener es muy buena. A ver cómo le va.
Michelle Williams. Ella es mi favorita quien actúa como verdadera esposa desesperada en Brokeback mountain. Puede dar la sorpresa si es que las nominaciones de Brokeback le ayudan y como es de los primeros premios de la noche anunciaría lo que está por venir. Sin embargo en esta categoría hubiera deseado estuviera Maria Bello por A history of violence.
Frances McDormand
Catherine Keener
Amy Adams

Espero que Rodrigo Prieto gane en el renglón de fotografía. Tiene muy buenas posibilidades.

sábado, marzo 04, 2006

Brokeback mountain (Secreto en la montaña)

Es difícil hacer comentarios sobre una cinta sobre todo cuando ésta se ha encontrado en boca de la gente incluso desde su proceso de filmación. Historia llevada y traída con más intensidad desde su participación el Festival de Venecia y luego su salida en la cartelera estadounidense aunada al inevitable proceso de las entregas de premios multiplicadas como yemas de levadura, como si el que recibiera más fuera más. Agréguense las simplificaciones "película de vaqueros gays"(por usar el apelativo más políticamente correcto) y la identificación posible de su público meta instantáneo gracias a los rumores.

A pesar de, Brokeback mountain no deja de ser sino una continuidad en el eje temático favorito de la carrera de Ang Lee: la identidad. Sin embargo no hay un cuestionamiento claro acerca del por qué, el origen o destino de esta identidad. Es más, no existe tal cuestionamiento sino solo una narración continua, un just happened, un relato clásico que se dedica a presentar sin mayores ambiciones.

En Brokeback el conflicto y la emoción se van construyendo poco a poco. La historia se va enmarcando en una serie de sutilezas que preparan para las pocas explosiones de emoción dentro de la cinta. Se va armando de manera que cada secuencia sea como gotas de agua que terminan erosionando el cuadro general, sin darnos cuenta hasta que volvemos atrás y observamos que todo ha cambiado.

Lee utiliza el paisaje como eco de los deseos de sus personajes. Las escenas revelan el sentimiento de estos: el viento tormentoso frente al callejón donde se refugia Ennis (Heath Ledger) al despedirse de Jack (Jake Gyllenhall), los fuegos artificiales de 4 de julio y la rabia de Ennis y sobre todo la vista bucólica e impasible de Brokeback, refugio por largo tiempo de los protagonistas. Deseo en uno y atadura en el otro, Brokeback es el único espacio en común donde ambos pueden sobrevivir. Cualquier intento por llevarlo a otra parte estará restringido por las imposibilidades que le han dado.

Pero, ¿y dónde queda la identidad?, ¿valen etiquetas clasificatorias para los personajes?, ¿gays reprimidos, heteros curiosos, bisexuales sin asumirse o a mí me gustan las mujeres pero tú eres el hombre de mi vida...? De manera afortunada el guión se deja guiar por la ambigüedad. No hay señales lo suficientemente claras para que la relación entre Ennis y Jack se dé, ni tampoco para que esta perdure. Al pasar el tiempo los desencuentros van siendo más grandes pero aún así los personajes no dejan de buscarse. Es más ¿por qué se buscan después de aquellos incidentes iniciales en Brokeback si estaban dispuestos a seguir su vida tal y como la habían planeado? Incluso siguen sus destinos iniciales en la manera cómo era su deseo, pero lo acontecido en Brokeback marca una ruptura que será recurrente en el desarrollo de la trama.

Aquí es donde la ruptura temática se une a la ruptura de la puesta en escena. Lee logra conjuntar las imágenes de Brokeback con la búsqueda del exilio idílico deseado (Jack) o de la marginación temerosa (Ennis). Búsquedas que llevan a toda costa a Jack por conseguir su Edén, y a Ennis hacerlo quedarse en el mismo lugar, para mantenerlo todo igual pero distinto. Hace poco leí una cita donde alguien refería que la mayor obsesión de la cultura occidental es la del paraíso perdido. Brokeback mountain se inscribe en esta línea, en la búsqueda de un lugar imposible.

La fotografía contibuye a la construcción de estas rupturas. Las imágenes son tomadas de manera que se imprima a la naturaleza un aire grandioso, como si esperaran a ser descubiertas. La vida cotidiana de Ennis y Jack con sus familias es tomada con la misma naturalidad, dando espacio a una serie de tomas más cerradas en especial cuando los conflictos van estallando entre Ennis y su esposa Alma (Michelle Williams). Ella es el único personaje que da contraste a los protagonistas. Consciente de la situación de su marido, Alma pierde su inocencia de manera abrupta, encerrándose en sí misma y acorde a la contención anímica presente en todos los personajes.

En Brokeback mountain no hay lugar para el desgarre pasional sino solo para la limpia y plana superficie de lo cotidiano que intenta esconder los laberintos internos. ¿Qué es ese "Jack, I swear..." con el que Ennis nos deja plantados entre la vista de Brokeback y su propia ventana? Es el pellizco de la imposibilidad, del aquí en la tierra y el nunca en el cielo.