martes, mayo 30, 2006

Debería volver a Xalapa

Debería regresarme a vivir allá ahora que en la cúspide del inevitable, tentador y seductor consumismo tiene una plaza comercial decente con Liverpool, Carl's Jr y Zara para los trapos diarios.

Debería regresarme para comer a diario en el bufet del Café Chiquito (Bravo a un lado del Hospital Civil) que está a 36 pesos incluyendo jarra de agua. Los frijoles son celestiales, la gordita que te dan como entrada es un knock out al paladar, la sopa sabrosa y el plato principal con toques de acuyo nunca encontrados en estas tierras de carne asada al mezquite. Para digerir, un café negro que no me cae mal, ni me causa daño, ni me altera. Además tiene ese sabor y olor que penetra cualquier oficina en Xalapa. Moriría por y con ese café.

Debería retornar ahora que hay 2 x 1 para solteros en el cine del Ágora. Destinado felizmente a vivir en la soltería viviría pagando el boleto a la mitad.

Debería volver solo para salirme al Puerto tomando la nueva autopista que me lleva en una hora pero me niega pasar a Carrizal, comprar una reja de mangos de Actopan en la carretera y desayunar garnachas en Rinconada. Ya nada de eso vuelvo a ver.

Sería el momento ideal para volver todavía que los árboles conservan su color verde brillante. Para disfrutar esa humedad que me mata pero que está siempre presente en la atmósfera. Ya cada vez hay menos lluvia, menos chipi chipi pero todavía antes de irme me tocaron algunas gotas de esos típicos días bochornosos en los que el sol está a todo lo que da para que en la tarde el aguacero se precipite.

Debería quedarme allá y perderme en la niebla...

Shohei Imamura

No, no vi muchas películas hechas por él. En sí, solamente una: Kuroi ame o como fue llamada en español, "Lluvia negra". Cineasta de no más de una veintena de películas, no dudo de su eficacia al dirigir: ganador dos veces de la Palma de Oro en Cannes, ampliamente reconocido por cintas como Narayama bushiko (La balada del Narayama), Unagi (La anguila) y Kanzo sensei (Dr. Akagi), Imamura logra combinar la visión metafórica con la cámara desnuda, testimonial y cuasidocumental. Las carpas en Kuroi ame reflejando la luz del sol dentro de esa escena con el viento y el crepúsculo cayendo permiten un último momento de belleza antes del final inevitable, de la consecuencia esperada pero vanamente evitada.

Hoy solo nos quedan sus películas. El maestro Imamura descansa en paz.

domingo, mayo 28, 2006

Cannes 2006: González Iñárritu

Para no perder la costumbre, las opiniones de la crítica y las del jurado en Cannes no siempre coinciden. No había mucha expectativa hacia The wind that shakes the barley de Kenneth Loach para que ganara la Palme d'Or. Por el contrario, a Volver y Babel se le sumaba El laberinto del fauno de Guillermo del Toro que había cerrado favorablemente la competición. No puedo opinar más y me limito a reproducir lo que he leído en la prensa internacional.

Sin embargo por la manera como se dieron los premios uno no puede dejar de especular cuáles fueron las motivaciones del jurado. En el caso de Loach, una especie de reconocimiento a su carrera y al buen número de cintas que año con año ha presentado en el festival. Los premios en conjunto para las categorías de actriz y actor podrían explicarse en torno a dos contextos: uno, el premio al mundo femenino de Almodóvar y en el otro caso la corrección política al darlo a una cinta que relata sobre las fuerzas argelinas que pelearon en la Segunda Guerra. El Gran Premio del Jurado (que es como un segundo lugar) iría a un ya veterano de este festival que es Bruno Dumont, quien puede ser admirado o detestado con igual intensidad dentro de sus propuestas fílmicas. No puede dejarse de lado que este festival está diseñado para mostrar y promover cintas donde haya producción francesa de por medio. Dumont entraría dentro de esta lógica de promoción del cine francés. Y del premio del Jurado, se escogió a una película (Red road) que ha sido calificada de experimento interesante y que podría servir de aliciente al trabajo de la directora Andrea Arnold.

Almodóvar otra vez quedó cerca de la Palma sin conseguirla, pero eso sí, llevándose el premio al mejor guión. Ojalá y el estreno de Volver se realice próximamente en México.

En definitiva la película a esperar de esta selección a que su estreno sea lo más próximo posible es Babel. La obtención del premio de mejor dirección para Alejandro González Iñárritu y la cosecha de reseñas entusiastas que ha tenido desde el día que se estrenó le abren buenas posibilidades para que sea comercializada próximamente en México (ya parezco columnista de Variety haciendo predicciones sobre su popularidad). Por otra parte se reconoce a uno de los mejores directores de cine que hay en México actualmente. Sus primeros guiños a Buñuel y Kieslowski en Amores perros y la consolidación de una propuesta propia en 21 grams hacen preveer que el aprendizaje ha ido para arriba.

Ahora solo resta esperar.

miércoles, mayo 24, 2006

Cannes 2006: En los últimos días

Al parecer este año el Festival de Cannes ha vuelto a recobrar el brillo, la polémica y su lugar como espacio privilegiado del cine de autor. Lo que anunciaba ser una competencia ya cantada ha venido a dar un vuelco con las proyecciones de mitad de semana. Si bien Almodóvar había entrado con tambor batiente deslumbrando a La Croissette con su Volver, las cosas ya no parecen tan claras después de los estrenos de Babel de González Iñárritu, Marie-Antoinette de Sofia Coppola y Light in the dusk de Aki Kaurismäki.

Babel es la película que más conmoción ha causado entre la crítica y público de Cannes. No he leído comentario que no se desviva en elogios por el tercer largometraje de González Iñárritu y las apuestas empiezan a favorecerle sobre Volver. Si bien en años anteriores había una película considerada la favorita o una serie de largometrajes que provocaban mayor entusiasmo que otro sin ser calificados de excepcionales, esta vez ha sucedido todo lo contrario. Al inicio del festival me sorprendió ver los comentarios positivos hacia Almodóvar por parte de varios de sus críticos más feroces. Aún más hoy me sorprenden y complacen las primeras planas en México para Babel. En los cuatro años que vengo siguiendo la columna de García Tsao en La Jornada cada festival nunca antes había visto que su reseña diaria ocupara la contraportada completa del periódico. Menos aún (conociendo su estilo) que llegara a referirse de El Negro como "sin duda un realizador de primera división". La nota con más detalle aquí.

Sofia Coppola, por su parte, hoy ha sabido dividir al público en dos. No falta quién encomie su rigor estilístico de lo que por momentos en el trailer parece una gran pachanga en Versalles. Marie Antoniette con todo y su improbable soundtrack ochentero ha sabido conquistar y enojar. Y de aquí he leído reacciones de todo tipo. AFP despachó un comentario bastante desfavorable sobre la cinta. En cambio la prensa española parece estar desvivida por el filme. Habrá que esperar al comentario mañana de García Tsao para ver cómo recibió la película. Sin embargo este tipo de producciones son las que luego sorpresivamente se llevan algún premio importante.

De Kaurismäki se ha tenido una recepción que va de lo aceptable a calificarla de cinta notable en su filmografía. Utilizando la melancolía irónica que es su sello, parece que Kaurismäki ha seguido la consigna de André Bazan que dice que "el buen director es el que hace siempre la misma película". Una presencia prácticamente obligada en el festival puede ser recompensada este año ante los no tan bien recibidos filmes de Moretti y Loach, otros dos autores de larga carrera en Cannes.

Faltando solo dos días más de proyecciones, la cinta más relevante en el panorama pareciera ser El laberinto del fauno de Guillermo del Toro. Ni Flandres de Bruno Dumont, ni L'amico di famiglia de Paolo Sorrentino han levantado comentario alguno. Si no hay sorpresas puede ser que la decisión final sea entre Volver y Babel. A ver qué dicen Wong Kar-wai y compañía. No es poco común que la crítica y el jurado transiten por caminos muy distintos. Y si no me creen, ahí está Elephant de Gus van Sant imponiéndose sobre Dogville hace unos años.

viernes, mayo 19, 2006

Holly y Kit

Van por South Dakota.

Perdidos en las planicies interminables.

Recorren caminos no escritos.

Cruzan Montana y desean llegar a Saskatchewan.

Matan a algunos que les estorban.

Se pierden en esa inmensa soledad, en ese trance como si vivieran fuera del mundo.

Eso es Badlands: otro planeta, otro cielo.

miércoles, mayo 17, 2006

Jimmy Gator

The book says, "We might be through with the past, but the past ain't through with us."

Deberían llover ranas un día de estos.

jueves, mayo 04, 2006

Disfrutar el silencio

En unas horas más estaré en la ciudad de México. Como muchos de los que vivimos en este país fuera de la capital, ésta me produce una mezcla de amor/repulsión interesante. Por un lado no puedo dejar de maravillarme de un lugar con una arquitectura bellísima, cientos de sitios para conocer, salir, estar, descansar, divertirse pero también en la que debo tener cuidado a dónde volteo, por dónde ando, cómo le hago para soportar a tanta gente que sale y sale y sale de los edificios, de las calles, del metro. En el DF tanta multitud causa soledad. Es una ciudad inacabable e inabarcable. Es el lugar de ensueño al que no rehuiría si tuviera que irme a vivir allá, pero del que estoy consciente podría volverse una pesadilla.

También dentro de poco estaré cumpliendo otro de mis deseos de concierto. Si ya hace unos meses tuve el placer de ver a U2 ahora me toca es el turno de Depeche Mode. Me encontraré con Javier, fan de hueso colorado y empapado hasta la médula de la música del grupo. Hace unos años cuando salimos juntos de vacaciones en el camino de regreso nos la pasamos escuchando el Ultra y el Violator. Mañana nos extasiaremos juntos.

Me voy cuatro días de Monterrey. This Friday I will enjoy the silence...

miércoles, mayo 03, 2006

Días de mayo. Fiesta noventera que no ocurrirá.

Tal vez no sea la mejor manera de empezar un cumpleaños pero justo el día de hoy que llego a los 26 lo primero que hago es actualizar el blog. Ya tenía yo ganas de postear y no dejarlo para lo último pero me llegó la fecha y aquí estoy en mis horas de insomnio.

Por primera vez en cinco años no tengo un festejo detallado y programado para el día de hoy. La verdad es que me dio flojera organizar algo. Las razones son varias:

- Es miércoles y a mitad de semana solo me dan ganas de ir al cine. Además esta semana ya vi todos los estrenos que tenía pendientes por ver.
- Voy a salir de viaje así que estaré un poco gastado por lo que mejor me ahorro lo de la salida.
- El número 26 no me gusta: no sé si es porque es 2 veces 13 (edad horrible para mí) o simplemente porque después de los 25 solo queda el borde de los 29 y el suicidio de los 30.

Así que el día de hoy solo habrá partición de pastel en la casa con el petit comité y luego a dormir.

El que no festeje el día de hoy no quiere decir que no habrá celebraciones con motivo de mi cumple. Por el contrario tengo perfectamente claro el hecho que mis regalos serán tres (al menos):
- Ver a Depeche Mode este viernes en el Foro Sol (boletos zona A que me aseguran recibir algunas gotas de sudor de Dave Gahan).
- Ir a Veracruz después de 6 años de ausencia y a Xalapa después de 3.
- Subirme a un avión por primera vez en mi vida (aunque ud. no lo crea).

Para otra ocasión quedará organizar una fiesta nineties (lista mínima pero agrandable) en donde se incluya el siguiente soundtrack:

Saturday night
de Whigfield
All that she wants, The sign, Lucky love y el cóver de Cruel summer cortesía de Ace of base
Be my lover de La Bouche
Short dick men y Mr. Personality de Gillette
Go west cóver hecho por Pet Shop Boys y también New York City boy
I am a skatman de Skatman Meredith
Informer de Snow
Ice baby de Vanilla Ice
Can't touch this de MC Hammer
Wannabe de Spice Girls
You oughta know para el momento bitch de la noche de Alanis Morissette
What's up? en el momento de ebriedad gracias a Four Non Blondes. Puede complementarse con su otro sencillo: Spaceman.
Loser
de Beck
No rain de Blind Melon
Un poco más de grunge: Smell like teen spirit de Nirvana y Black hole sun de Soungarden.
Instante meloso: Spending my time de Roxette, Dreams de Cranberries y Iris de Goo goo dolls.
Only happy when it rains y Stupid girl de Garbage
On a night like this y Light years de Kylie Minogue (sí, esas canciones chidas que grabó antes que la redescubriéramos)
Velvet supernova y Don't look back in anger de Oasis
Discotheque de U2
y para cerrar...
Ray of light de Madonna (si yo contara cuantas cosas he hecho con esa rola).

Hoy solo me queda Depeche...